Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

 

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, recibió, el domingo 5 de enero, la visita de los Magos de Oriente. Fue en la Catedral accitana, donde el prelado y el Cabildo recibieron la visita de sus majestades de Oriente, en la celebración de la Eucaristía del domingo. Allí los Magos pudieron adorar al Niño, antes de iniciar su recorrido por las calles de Guadix, en una magnífica Cabalgata, llena de ilusión y de luz. Junto a los Magos, también estaba el alcalde de Guadix, Jesús Lorente; la concejala de Feria y Fiestas, Encarnación Molero, la encargada de organizar este acto; y la concejala de Cultura, Encarnación Pérez.

EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 1, 1- 18

En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios.

Él estaba en el principio junto a Dios.

Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

Y la luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él.

No era él la luz, sino el que daba testimonio de la luz.

El verbo era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre viniendo al mundo.

En el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de él, y el mundo no la conoció.

Vino a su casa, y los suyos no lo recibieron.

Pero a cuantos la recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre.

En la madrugada del 4 de enero, ha fallecido Dª Antonia López Fernández, madre de los sacerdotes Joaquín Caler y Manuel Caler Las exequias tendrán lugar el sábado 4 de enero, en la parroquia de Caniles, a las 4´30 de la tarde.
Dª. Antonia López tenía 90 años de edad y era viuda de D. Juan Antonio Caler Martínez. Tenía 9 hijos, dos de ellos sacerdotes de la diócesis de Guadix: Joaquín Caler, que es párroco de Alquife, Lanteira y La Calahorra; y Manuel Caler, que es párroco de Jesucristo Redentor, de Guadix. El velatorio está teniendo lugar en el tanatorio de Caniles.

El Instrumento de trabajo (IL) preparatorio del Congreso de Laicos 2020, promovido por la Conferencia Episcopal Española, que se celebrará del 14 al 16 de febrero en Madrid, se hace público hoy 20 de diciembre.

 

Se acercan los Reyes, un día muy deseado de la Navidad para los más pequeños y, seguro que también, para los adultos. En la liturgia se nos invitará a reconocer a Jesús, nacido en Belén, como Mesías y Señor, en el día de la Epifanía. Pero, para la gran mayoría, será día de regalos -los que se entregan y los que se reciben-, de sorpresas, de agradecimientos, de alegría, en definitiva.
Pues bien, para quién aún no tenga decidido su regalo, qué regalo puede hacer o puede hacerse, una peregrinación a Tierra Santa, para el verano de 2020, no es una mala idea. Se trata de unos de esos viajes que habría que hacer, al menos, una vez en la vida. Conocer el país de Jesús, dónde nació, dónde creció, dónde entregó su vida y dónde resucitó puede suponer un encuentro con el Jesús de los Evangelios y una experiencia de fe inigualable.

Las parroquias de Aldeire, Dólar y Ferreira tienen un mismo equipo de Cáritas, presidido por el párroco de los tres pueblos Francisco Javier Martínez. Es un equipo que trabaja durante todo el año, recibiendo formación frecuente y desarrollando diversas actividades.
Esta Navidad, la caridad se ha hecho visible en estos pueblos del Marquesado, que se han acercado a los que menos recursos materiales y humanos tienen.
Durante todo el mes de diciembre se han recibido numerosos donativos de productos de higiene y limpieza, campaña que aún continua. Además, en Dólar, se ha realizado una campaña de recogida de juguetes, para que todos los niños puedan recibir esta Navidad un regalo de Reyes.

El domingo 29 de diciembre, en la Catedral de Guadix, se vivió la fiesta de la Sagrada Familia de una manera muy especial. En la Eucaristía, un grupo de 12 matrimonio celebraron sus bodas de plata, oro o diamante ante el Señor. La celebración estuvo presidida por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, y fue preparada por la delegación de Familia y Vida.
Así mismo y durante la celebración, el prelado accitano bendijo a todos los demás matrimonios que en ella se encontraban, en una catedral abarrotada. En la homilía, además, el obispo defendió la unidad familiar y puso de manifiesto el peligro al que dicha institución cristina se enfrenta en la actualidad.

El domingo 29 de diciembre, en la Catedral de Guadix, se vivió la fiesta de la Sagrada Familia de una manera muy especial. En la Eucaristía, un grupo de 12 matrimonio celebraron sus bodas de plata, oro o diamante ante el Señor. La celebración estuvo presidida por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, y fue preparada por la delegación de Familia y Vida.
Así mismo y durante la celebración, el prelado accitano bendijo a todos los demás matrimonios que en ella se encontraban, en una catedral abarrotada. En la homilía, además, el obispo defendió la unidad familiar y puso de manifiesto el peligro al que dicha institución cristina se enfrenta en la actualidad.

 

Hace ya unos años que un pequeño grupo de jóvenes comenzaba a formar el grupo de Cáritas, comprometiéndose cada uno a realizar una visita semanal a una persona mayor, con la finalidad de acompañarla y darle cariño. Estas visitas se han convertido en momentos de encuentro entre mayores y jóvenes.
Esos encuentros se intensifican en este tiempo de Navidad, la época del año más sensible para las personas mayores que están solas, ya que son días en que se acostumbra a compartir con la familia y los amigos.

“Belén está en Guadix” es el villancico con el que José Pablo Serrano nos invita a vivir al Navidad en tierras accitanas. Ha sido compuesto por él y fue interpretado recientemente por el coro de voces graves Accichorus, de Guadix, bajo la dirección de Miguel Blázquez.
Con este villancico, José Pablo Serrano recorre diferentes lugares de la ciudad accitana, desde la Catedral a Paulenca y desde la Cuevas a la Estación, y nos invita a descubrir en ellos, y en la ciudad, la Navidad y todo lo que nos aporta.
Merece la pena escucharlo y, por qué no, aprendérselo y cantarlo