Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

La Iglesia española celebra estos días, la Semana de Oración por las Vocaciones que comenzaba el pasado Domingo IV de Pascua, coincidiendo con la Jornada del Buen Pastor. El lema de esta jornada es: "Jesús vive y te quiere vivo".

La diócesis de Guadix se une a esta Cadena de Oración, siendo consciente de la necesidad de Vocaciones en la Iglesia.

La Delegación Diocesana de Enseñanza de las diócesis de Guadix, junto a las demás delegaciones de las diócesis del Sur de España, se ha sumado a una iniciativa nacional de repulsa contra la LOMLOE, la conocida como “Ley Celaá”, con una campaña en Twitter que ha alcanzado el Trending Topic en la red social con más de 104.000 tweets. En esta “Quedada Digital” han participado también agrupaciones de diferentes tipos, así como particulares que no comparten ni las formas ni el fondo de la propuesta ministerial. Todos ellos han reclamado la paralización de la ley con el hashtag “#StopLeyCelaa”.

 La próxima apertura de los templos a las celebraciones con fieles, aunque con un número muy limitado al principio, exige que en las parroquias se adopten una serie de medidas encaminadas a prevenir y combatir el contagio de Covid-19. Para este fin, la diócesis de Guadix ha publicado un manual de “recomendaciones para la prevención de la infección por coronavirus”, que se ha distribuido a todos los párrocos y parroquias y que establece claramente los pasos a seguir para tener unas celebraciones sin riesgos. Al mismo tiempo, se han distribuido carteles con un resumen de las medidas a tener en cuenta tanto por parte de los sacerdotes como de los fieles, antes, durante y después de las celebraciones.

Como norma general, en las recomendaciones se establece que los fieles accedan a la iglesia con mascarilla y guantes, y con gel hidroalcohólico en el bolsillo. Las puertas del templo deberán estar abiertas para evitar tocarlas y se podrá disponer en la entrada una alfombra con dilución desinfectante para limpiar el calzado. También en la entrada podrá haber gel hidroalcohólico para que los fieles se limpien las manos al entrar y al salir del templo.
Ya en el interior, los files mantendrán una separación de 1´5 metros en los bancos, que deberían ocuparse comenzando primero por los bancos delanteros, siempre con la mascarilla puesta y evitando tocarlos. Para la colecta, se recomienda disponer la cesta al final de la iglesia, para que los fieles depositen su ofrenda al salir, sin tener que tocarla. También se sugieren otros métodos, como el ingreso bancario o Bizum. Y para la comunión, se hará en la mano, sin guante, manteniendo la distancia entre los fieles que vayan a comulgar y evitando cruces entre los fieles.
También los sacerdotes tendrán que adoptar medidas especiales, tanto para la preparación de los vasos litúrgicos como para la consagración de las formas que se comulgarán -que permanecerán siempre tapadas en el copón-. Antes de dar la comunión, el sacerdote se pondrá la mascarilla y se lavará las manos con gel hidroalcohólico. También lo hará al terminar la comunión. Y se comulgará en la mano. Si por alguna razón se tuviese que comulgar en la boca, se hará en último lugar, después de que todos comulguen.
También hay recomendaciones para la limpieza del templo, el uso de desinfectantes y el cuidado de las obras de arte, para que no se vean afectadas por esos procesos de desinfección.
Con estas medidas, se busca que la asistencia a Misa sea más segura frente al Covid-19. A partir del 11 de mayo, estará permitida la asistencia a los templos, aunque con un aforo limitado, que podrá incrementarse en las semanas siguientes. Sin embargo, a pesar de la vuelta a una relativa normalidad, estas medidas de prevención han llegado para quedarse durante meses, hasta que el Covid-19 deje de ser un riesgo para la población.
Estos son los documentos publicados:
Recomendaciones para la prevención de la infección por coronavirus
Protocolo de medidas para la prevención orientado a los sacerdotes
Protocolo de medidas para la prevención orientado a los fieles

Antonio Gómez

 

La iglesia de la Virgen de las Angustias ofrece la posibilidad de rezar las Flores y celebrar la Eucaristía cada día, desde casa. A través del canal de YouTube de la iglesia de la Virgen de las Angustias, se pueden seguir estos actos que, en la iglesia, se celebran sin fieles. Se están retransmitiendo en directo para que todos los que quieran puedan celebrar la Flores cada tarde del mes de mayo.

 

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Y de las Vocaciones Nativas

*Jn 10, 1-10: Yo soy la puerta de las ovejas.

Nunca está demás recordar el objetivo de las cosas, la finalidad de las causas, el sentido de la realidad. Hoy se nos aclaran las ideas y éstas sin querer nos llevan, a acoger alegremente lo obvio, cayendo en la cuenta de que reconocemos la voz del Buen Pastor al familiarizarnos en la lectura y la atenta escucha de su Palabra, para entrar a la Vida que Él nos dispone.

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Y de las Vocaciones Nativas

*Jn 10, 1-10: Yo soy la puerta de las ovejas.

Nunca está demás recordar el objetivo de las cosas, la finalidad de las causas, el sentido de la realidad. Hoy se nos aclaran las ideas y éstas sin querer nos llevan, a acoger alegremente lo obvio, cayendo en la cuenta de que reconocemos la voz del Buen Pastor al familiarizarnos en la lectura y la atenta escucha de su Palabra, para entrar a la Vida que Él nos dispone.

La parroquia de Moreda tiene a la Santa Cruz como su patrona. Y la celebra en los primeros días del mes de mayo. Este año, sin embargo, las celebraciones han tenido que quedar aparcadas por el estado de alarma sanitaria. A Moreda le ha pasado como a tantos otros pueblos que han tenido que suspender las fiestas que se celebraban en estos días.

El mes de abril es siempre muy bonito para Benamaurel, ya que se celebran a sus dos patronos: San León Magno y la Virgen de la Cabeza. Y más aún este año que, también hemos, celebrado la Semana Santa.

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española quiere expresar al Pueblo de Dios y a toda la sociedad española:
1. Nos alegra y damos gracias a Dios, de que la enfermedad vaya siendo controlada y pueda iniciarse, aún con reservas y precauciones, la recuperación de las actividades habituales de nuestra vida común. Tras este tiempo de dolor y sufrimiento a causa del fallecimiento de seres queridos y de los graves problemas sanitarios, sociales, económicos y laborales, hemos de afrontar esta situación con esperanza, fomentando la comunión y sintiéndonos llamados a ejercer la caridad personal, política y social.

El coronavirus continúa propagándose por España. Dada la grave responsabilidad que supone, para todos, prevenir el contagio de la enfermedad, proponemos estas disposiciones, aconsejando máxima prudencia en su aplicación que cada Diócesis habrá de concretar. Será necesaria una evaluación continuada que permita valorar su puesta en práctica y modificación en las situaciones que sea necesario, teniendo en cuenta lo que la autoridad sanitaria disponga en cada momento.