Oficina de Comunicación - Diócesis de Guadix
Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

 

D. Francisco Jesús Orozco, obispo de Guadix, ha constituido el Consejo Diocesano de Laicos. El acto tuvo lugar el sábado 16 de noviembre, en el salón de actos del Hospital Real de la Caridad, con la presencia de los miembros que lo constituyen y del vicario general. En total, son algo más de treinta miembros, representativos de todos los movimientos seglares que hay en la diócesis accitana y de los sectores en los que los laicos tienen una presencia significativa.

Componen el Consejo Diocesano de Laicos representantes de cada uno de los arciprestazgos, de los profesores de Religión, de los institutos seculares, de las asociaciones de fieles, de las hermandades,… de las delegaciones de Apostolado Seglar y de Familia, de movimientos ,… Lo preside el obispo y le acompaña el vicario general.

 

PERMANECER FIRMES Y PERSEVERANTES

Confieso con toda humildad y serenidad que el tema de la Palabra de Dios de este domingo no me resulta fácil afrontarlo por múltiples razones, entre ellas el tener que hablar del final de los tiempos parece que no se contempla si miramos la sociedad que continuamente se desarrolla ante nuestros ojos o que, como en otros tiempos, se ha abusado inadecuadamente del fin del mundo, que ya no se quiere oír ni hablar de ello. También, de todos es sabido y vivido por muchos, que nos encontramos en tiempos de prisas, modas del momento, relaciones humanas superfluas y de poca duración; inconstancia en los proyectos o compromisos; “una sociedad líquida”, lo que hoy vale, mañana ya no sirve; cultura del usar y tirar, como mucho reciclar; es decir, vivimos a una velocidad tal que nos cuesta seguir el ritmo, llegando a producir en nosotros estrés, depresión, pesimismo entre otras cosas, porque nos da la sensación de que no llegamos o no estamos a la altura de las circunstancias.

 

PERMANECER FIRMES Y PERSEVERANTES

Confieso con toda humildad y serenidad que el tema de la Palabra de Dios de este domingo no me resulta fácil afrontarlo por múltiples razones, entre ellas el tener que hablar del final de los tiempos parece que no se contempla si miramos la sociedad que continuamente se desarrolla ante nuestros ojos o que, como en otros tiempos, se ha abusado inadecuadamente del fin del mundo, que ya no se quiere oír ni hablar de ello. También, de todos es sabido y vivido por muchos, que nos encontramos en tiempos de prisas, modas del momento, relaciones humanas superfluas y de poca duración; inconstancia en los proyectos o compromisos; “una sociedad líquida”, lo que hoy vale, mañana ya no sirve; cultura del usar y tirar, como mucho reciclar; es decir, vivimos a una velocidad tal que nos cuesta seguir el ritmo, llegando a producir en nosotros estrés, depresión, pesimismo entre otras cosas, porque nos da la sensación de que no llegamos o no estamos a la altura de las circunstancias.

Ya preparan la celebración de la V Jornada de Historia de la Orden Dominicana, que tendrá lugar en Guadix, el sábado 23 de noviembre

Este viernes 15 de noviembre, el Centro de Estudios Pedro Suárez (CEPS), de Guadix, presenta los dos últimos Boletines que ha publicado. El acto tendrá lugar a las 19:30 horas, en el Hospital Real de la Caridad de Guadix (calle del Hospital, 8). En concreto, se presentarán los Boletines números 30 y 31, de los años 2017 y 2018 respectivamente, a cargo de los profesores Ana M.ª Gómez Román, directora del Boletín del CEPS, y José Domingo Lentisco Puche, director de la Revista Velezana.

Será este domingo 17 de noviembre y está convocado por la delegación de Familia y Vida
Este domingo 17 de noviembre, la delegación de Familia y Vida convoca a los agentes de pastoral matrimonial encargados de los Cursillos Prematrimoniales a un encuentro diocesano que, además, será sesión de formación. El encuentro tendrá lugar en el Hospital Real de la ciudad accitana y comenzará a las 10 de la mañana.

Este domingo, 17 de noviembre, la Iglesia celebra la Jornada Mundial de los Pobres. Es el tercer año que se celebra y fue instituida por decisión del papa Francisco. En palabras del papa se trata de una jornada privilegiada pues pone de relieve a aquellos que son los preferidos en el Evangelio: los que menos tienen, los más necesitados, los que menos cuentan,… los pobres.

A pesar del frío, miles de accitanos vivieron, el segundo domingo de noviembre, su devoción a la Virgen

La ciudad de Guadix vivió un día de fiesta, el pasado 10 de noviembre, en torno a la Virgen de las Angustias, Patrona de la localidad. Una Misa pontifical y una procesión solemne fueron los actos principales de una jornada esperada por todos los accitanos, que se vivieron con mucha emoción e intensidad. El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha sido el predicador de la septena y, también, de la Misa pontifical. Con esta fiesta, los accitanos han podido expresar cada tarde en la septena y el domingo en las calles, a pesar del mal tiempo, su devoción a la Virgen.

El pasado martes 5 de noviembre varios pueblos de los arciprestazgos del Marquesado y de Fardes-Montes disfrutaron de un viaje organizado por Caritas Diocesana.

 

ESPERANZA EN LA VIDA

 En definitiva, la Palabra de Dios de hoy, es casi una consecuencia lógica del amor de Dios que comentábamos el domingo pasado. Si Dios –el cariño de Dios- es tan grande con nosotros y nos quiere tanto, no puede renunciar a su obra ni dejarla abandonada, sino que su palabra y acción última siempre es la vida, porque “es Dios de vivos” nos afirma el Evangelio de hoy (Lc 20,27-38). Y, porque es un Dios de vivos, la misma muerte queda superada; primero con la resurrección de Jesús y, luego con la resurrección de todos aquellos que confían en él y le aman. Hasta tal punto esto es así, que “vale la pena morir a manos de los hombres cuando se espera que Dios mismo nos resucitará” (2Mac 7,1-2.9-14). Es el amor constante de Dios el que nos consuela y nos da fuerza para que testimoniemos con palabras y obras lo que creemos y esperamos (2Tes 2,16-3,5) porque ello es fuente de vida en todo momento y circunstancia, lo que motiva nuestro vivir y actuar diario a favor de la vida.

 

ESPERANZA EN LA VIDA

 En definitiva, la Palabra de Dios de hoy, es casi una consecuencia lógica del amor de Dios que comentábamos el domingo pasado. Si Dios –el cariño de Dios- es tan grande con nosotros y nos quiere tanto, no puede renunciar a su obra ni dejarla abandonada, sino que su palabra y acción última siempre es la vida, porque “es Dios de vivos” nos afirma el Evangelio de hoy (Lc 20,27-38). Y, porque es un Dios de vivos, la misma muerte queda superada; primero con la resurrección de Jesús y, luego con la resurrección de todos aquellos que confían en él y le aman. Hasta tal punto esto es así, que “vale la pena morir a manos de los hombres cuando se espera que Dios mismo nos resucitará” (2Mac 7,1-2.9-14). Es el amor constante de Dios el que nos consuela y nos da fuerza para que testimoniemos con palabras y obras lo que creemos y esperamos (2Tes 2,16-3,5) porque ello es fuente de vida en todo momento y circunstancia, lo que motiva nuestro vivir y actuar diario a favor de la vida.