Escrito por  el

“Jerusalén: abrazo de paz”, Carta del obispo de Guadix para la Colecta por los Santos Lugares, en el Viernes Santo

 

“Jerusalén: abrazo de Paz”

Colecta para los Santos Lugares en el Viernes santo de 2019

8 de abril de 2019

El Viernes Santo celebramos la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. La campaña de la Colecta Pontificia por los Santos Lugares nos invita este año a vivir este misterio contemplando en Jerusalén el amor de Dios manifestado en nuestro mundo, “Jerusalén: abrazo de paz”. La participación en la liturgia de este día nos ofrece una ocasión propicia para la escucha del relato de la Pasión, la adoración de la Santa Cruz y la oración de intercesión por toda la humanidad.

Este día recordamos también a los cristianos que son testigos y continuadores de la presencia de Jesús en Tierra Santa que, en palabras de S. Pablo VI, se ha convertido “en patria espiritual de los cristianos del mundo”. La Colecta Pontificia por los Santos Lugares que hacemos dentro de la liturgia es fundamental para apoyar los proyectos pastorales, caritativos y sociales de las comunidades cristianas que viven allí. De este modo reconocemos y agradecemos su testimonio y contribuimos para que permanezcan allí, conservando y testimoniando la fe en difíciles circunstancias, y les ayudamos para que sigan custodiando tantos lugares donde sucedieron los hechos históricos de nuestra redención y que constituyen nuestras raíces cristianas.

Para reflejar mejor la aportación de toda la Diócesis, dado que esta colecta Pontificia es imperada, las colectas deben ingresarse, como suele hacerse habitualmente, indicando la parroquia o institución y localidad, en la cuenta de colectas del Obispado, desde donde se remitirá lo recaudado inmediatamente a sus destinatarios.

Con ocasión de esta celebración, animo a todos a peregrinar a los Santos Lugares de nuestra salvación para apoyar a nuestros hermanos cristianos que todavía viven allí y recibir de ellos el precioso testimonio de quienes viven allí donde Cristo nos amó y se entregó por nosotros.

            Recibid mi afecto y mi bendición.

+ Francisco Jesús Orozco Mengíbar, Obispo de Guadix