Zújar celebró a su patrón, el Ángel Custodio, repartiendo 14.000 rosquillas

El miércoles 2 de octubre, el pueblo de Zújar rindió culto a su santo patrón, el Ángel Custodio, con la Misa en su honor tras la que se tuvo lugar la procesión y el reparto de roscos.

Han sido muchos los zujareños, - junto con el Párroco, el Alcalde, el Capitán de la Guardia Civil y el Juez de Paz-, los que han acompañado al Santo Ángel hasta llegar a lugar donde año tras años se reparten miles de rosquillas.


Una costumbre que se mantiene gracias a la colaboración de los vecinos, pues son éstos quienes costean, a través de una colecta popular, el dinero necesario para la elaboración de las más de 14.000 rosquillas que se han repartido al terminar la procesión. Muchas de ellas serán también repartidas en Carramaiza, anejo de la localidad. En esta ocasión, las rosquillas han salido del horno de la panadería Ntra. Sra. de la Cabeza. 

La Fiesta se instituyó a finales del siglo XVI y poco después fue agregada a la de la Virgen de la Cabeza, Patrona tutelar igualmente de la Villa de Zújar, estableciéndose un voto o promesa, hecho por todos los vecinos y el Concejo, contenido en un documento que debió extraviarse pronto. Dicho voto consiste en dar la caridad, o sea, repartir roscas y queso (éste esporádicamente) “a los niños y pobres y a los forasteros que hubiera ese día en la población y después, a todos los estantes y habitantes de ella”, tras una epidemia ocurrida en aquellos años.

Ha sido, sin duda, una jornada festiva donde niños, jóvenes, adultos y mayores han celebrado a su patrón con esta peculiar tradición. 

Juan Carlos Vallle

www.semanasantadebaza.com