Ya ha comenzado el curso de formación teológico-pastoral en la diócesis de Guadix

 

El pasado miércoles 21 de octubre comenzaron las clases de teología en el Centro Diocesano de Formación, que hace un año inició su andadura. Este nuevo proyecto de formación teológico-pastoral ofrece tres modalidades de estudio:

  1. Titulación universitaria: Bachiller en Ciencias Religiosas (universidad San Dámaso de Madrid)
  2. Titulación diocesana: Para todos aquellos que ejercen un servicio directivo en las Hermandades y Cofradías.
  3. Libre oyente

Con 17 alumnos matriculados, el centro, cuya sede se encuentra en las instalaciones de la parroquia Jesucristo Redentor y Cáritas Diocesana, en Guadix, imparte las clases de Filosofía y Fenomenología de la Religión; Teología Fundamental; Eucaristía; e Historia de la Iglesia moderna y contemporánea.

Todos los miércoles y jueves en horario de 20h a 22h los alumnos participan de las clases que, en este primer semestre, se imparten en streaming.

Aunque el curso ya ha comenzado, en estos primeros días aún está abierto el plazo de matrícula para las tres modalidades. Más información en el email centrodiocesanosantorcuatoformacion@diocesisdeguadix.es y en el teléfono 958 669018 (los jueves, de 18h-20h)

Tres modalidades

El centro ofrece tres modos de acercarse a la Teología. Una es de titulación oficial, para aquellos que desean cursar estudios reglados, que al final, ofrezcan un título universitario reconocido. Aunque se estudia desde la sede de Guadix, estos estudios están vinculados a la Facultad de Teología San Dámaso, de Madrid, que es la que los reconoce y emite la acreditación.

Hay un nivel menos exigente en la oferta formativa del Centro de Formación Teológico-Pastoral de Guadix, que ofrece un título de reconocimiento diocesano. Está pensado para los que quieren o necesitan una formación teológica mínima -o máxima, según sus aspiraciones- para la vida pastoral o por inquietud intelectual. Está pensado para directivos de hermandades, catequistas, responsables de pastoral diocesana,… a los que, cada vez más, se les pide un mínimo de formación teológica.

La tercera modalidad es la de asistir a las asignaturas en calidad de libre oyente. En este caso no hay obligación de acreditar el rendimiento en los estudios, pero sí el compromiso de ser constante para no interferir en el rendimiento del curso e, incluso, la obligación de matricularse.

Sin duda, el Centro de Formación Teológico-Pastoral “San Torcuato”, de Guadix, representa una oferta formativa para todos aquellos que quieran seguir aprendiendo, sin tener que desplazarse lejos, e incluso quieran una titulación universitaria.

Antonio Gómez