Vigilia de oración ante la Virgen de las Angustias en el inicio de la Semana del Matrimonio, en la diócesis de Guadix

Guadix abrió la Semana del Matrimonio con una vigilia de oración en la iglesia de la Virgen de las Angustias, Patrona de Guadix. Se trata de un lugar emblemático porque es un templo que vive un año jubilar por el centenario de la conación de la Virgen de las Angustias. Se quiso, así, poner toda la Semana del Matrimonio a los pies de la Virgen, para que ella dé fuerza y aumente el amor en todos los matrimonios, en todas las familias.

 

A la vigilia de oración asistieron muchas personas. Había de todo: matrimonios y familias completas, pero también había novios y otros que estaban solteros. Cabe resaltar que un buen grupo de los asistentes eran jóvenes.

Además de las oraciones y meditaciones propias de la vigilia, se contó con una reflexión del rector del templo, el sacerdote Pedro Aranda, que animaba a la oración. Además, cada matrimonio o familia ofreció a la Virgen una vela encendida -la luz de la Sagrada Familia- y todos pudieron depositar a los pies de la Patrona aquellas súplicas o agradecimientos que brotaban del corazón.

Desde la delegación de Familia y Vida, organizadora de esta Semana del Matrimonio, agradecen la colaboración del coro de la delegación de Juventud, que animó la vigilia con sus cantos, así como la de la propia iglesia de la Virgen de las Angustias.

Esta ha sido la primera actividad de la Semana del Matrimonio en Guadix. Al mismo tiempo, en Caniles, se celebraba una cata de vinos para matrimonio, como espacio de convivencia y para compartir no solo el vino sino también las propias experiencias y las ilusiones.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix