“Vais a vivir una experiencia que os marcará la vida”: Mons. Orozco a los jóvenes de la diócesis de Guadix que van a participar en la JMJ de Lisboa

 

Con la Misa del Envío comenzó la cuenta atrás para los jóvenes de la diócesis de Guadix que van a participar en la JMJ de Lisboa, a partir de la semana que viene. La celebración tuvo lugar el domingo 23 de julio, en la Misa de 12 de la Catedral y estuvo presidida por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco. Los jóvenes recibieron la bendición y el encargo de participar activamente en esos días de encuentro con el papa y con millares de jóvenes de todo el mundo.


“Vais a vivir una experiencia que os marcará la vida” les dijo el obispo a los jóvenes, hablando de lo que supone compartir la fe con tantos miles de jóvenes y, sobre todo, con el grupo de jóvenes que van desde la diócesis de Guadix, en una peregrinación organizada por la delegación de Pastoral Juvenil.
En la celebración, el obispo, además, animó a los jóvenes a valorar la figura de los abuelos y el papel que deben desempeñar en la familia. Ellos son custodios de la tradición, lo han dado todo por sus hijos y los siguen ayudando cuando hay situaciones de crisis y de dificultad, son transmisores de la fe a los nietos,… de todo esto les habló el obispo a los jóvenes y a los asistentes a la celebración, dado que ese día se celebraba la III Jornada Mundial de los Abuelos y los Mayores. Y comentó el obispo el paralelismo entre la escena de la Visitación de la Virgen a Isabel, en la que se inspira el lema de la JMJ, y la propia JMJ, que convocará a miles de jóvenes: en ambos escenarios juventud y mayores están íntimamente relacionados, vino a decir el obispo, tanto entonces como ahora.
Tras esta Misa de Envío ya solo queda preparar la mochila y disponerse a emprender el viaje a Lisboa. De la diócesis de Guadix van dos grupos: uno de jóvenes que van a participar en los Días en las Diócesis y otro de jóvenes que irán directamente a Lisboa al encuentro con el papa Francisco. En total, se espera que sean en torno a 70 jóvenes los que se desplacen desde la diócesis de Guadix para vivir, como decía el obispo, unos días que les cambiará la vida. Seguro que así será. Y terminó diciéndoles “nos vemos en Lisboa”, porque él estará con los jóvenes accitanos tanto en la diócesis de acogida como en el encuentro con el papa, en Lisboa.

Antonio Gómez
Delegado dicoesano de MCS. Guadix