Una Misa en la fiesta de la patrona de la Guardia Civil

La fiesta de la Virgen del Pilar se ha vivido este año de manera muy distinta por causa de la pandemia. Y la Guardia Civil, que la tiene por patrona, también ha visto cómo las celebraciones de este año han sido más austeras o se han suprimido. Casi todas, porque en muchos lugares ha habido celebración de la Eucaristía. Al menos, la Misa sí que se ha celebrado.


En Guadix, se ha suprimido la Misa que otros años había a las 12 de la mañana en la catedral, con solemnidad y numerosas autoridades. Si embargo, algunos Guardia Civiles han querido participar en la Misa de 10 de la catedral para honrar a su patrona en este día de su fiesta. Como no era un acto oficial, sino que participaban a título personal, iban con traje de paisano y no de gala, como en otros años. El obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco, ha presidido la celebración y ha compartido con ellos, como el año pasado, la alegría de esta fiesta. También ha servido para pedir a la Virgen por la Guardia Civil, por España y por el fin de esta pandemia.
A la Misa han asistido el capitán de la Guardia Civil, los tenientes y algunos guardias civiles a título personal. Los ha acompañado el jefe de la Policía Local, representando a las instituciones de la ciudad. También ha habido consagrados y consagradas y fieles de la ciudad.
Sin duda, aunque no ha habido celebraciones oficiales en este año, al menos se ha podido celebrar aunque sea de una manera sencilla, la Misa en honor de la Virgen del Pilar, patrona de la Hispanidad y de la Guarida Civil.
Antonio Gómez