Una cruz como la del papa Francisco

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha regalado a los sacerdotes una cruz como la cruz pectoral del Papa Francisco. Se trata de una cruz sencilla, pero cargada de simbolismo, que puede ayudar a rezar, pero también a sentir la cercanía con el papa Francisco y la fidelidad con la Iglesia.


La cruz pectoral es una Cruz que siempre llevan el papa y los obispos, de manera visible, a modo de distintivo, pero también como signo de fidelidad a Cristo. La del papa Francisco es una cruz muy sencilla, lejos de otras cruces pectorales papales que ha habido anteriormente. De hecho, es la misma cruz pectoral que ha portado Francisco desde que fue ordenado obispo y que ha mantenido siendo papa.
La cruz pectoral de Francisco cuenta con tres imágenes poderosas en simbolismo: una paloma, que representa al Espíritu Santo, que guía la Iglesia, la anima, le da la fuerza que necesita y la asiste en todo momento.
Más abajo, está la figura de Cristo Buen Pastor, portando una oveja sobre los hombros, en alusión a todas las veces que Cristo se ha presentado a sí en los Evangelios, como el Buen Pastor que cuida a sus ovejas y las guía.
Y detrás de la imagen de Cristo se observan otras ovejas, las que siguen al pastor, en alusión clara a la Iglesia que sigue a Cristo.
Sin duda, este regalo ayudará a rezar, a sentirse unidos al papa y, a través de él, a toda la Iglesia.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix