Una celebración diferente de la Virgen del Pilar en la Parroquia de Santa María de Huéscar

La pandemia Una celebración diferente de la Virgen del Pilar en la Parroquia de Santa María de Huéscar que estamos viviendo ha hecho que muchas de nuestras tradiciones se estén viviendo de una manera diferente. Y así ha sido este año con la celebración de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil.
La del pasado 12 de octubre no ha sido una Eucaristía con el colorido y la solemnidad de años anteriores, cuando los guardias que realizan su servicio en Huéscar acudían vestidos de gala. Con todo, algunos guardias civiles han querido participar en la Misa, junto con sus familiares, acompañados de la corporación municipal y numerosos fieles que se unían a esta celebración.


La Eucaristía estuvo presidida por José Antonio Martínez, párroco de Huéscar, acompañado de Cedrid Ateba y los dos seminaristas. En la homilía, el párroco recordó la importancia de la labor de la Guarida Civil para el buen funcionamiento del pueblo de Huéscar, “una labor de cuidado, que coincide con el mismo cuidado que la Virgen del Pilar les ofrece a ellos".
La Eucaristía terminó con el canto del himno a la Virgen del Pilar, interpretado por la capilla musical, y con los tradicionales vivas a la Guardia Civil.

José Antonio Martínez
Párroco de Huéscar