Sobre el sacerdote José Sánchez Nadal, recientemente fallecido. Por Leovigildo Gómez Amezcua

 

El pasado día 5 de Mayo, a las 11 de la mañana, falleció D. José Sánchez Nadal en el Hospital de Traumatología de Granada. Trasladados sus restos a la Residencia de Ancianos “Santa Teresa Jornet” de Guadix, fueron velados en su tanatorio y, al día siguiente por la tarde, se celebró su funeral en la Catedral, presidido por el Sr. Obispo, D. Ginés García Beltrán, concelebrado por una numerosa representación del Clero diocesano y con gran participación de fieles de la ciudad y de distintas poblaciones en las que había ejercido su ministerio sacerdotal y era muy estimado. Su cuerpo fue sepultado en el camposanto de Graena, en una tumba familiar.

            D. José había nacido en este pueblo el día 19 de julio de 1929 en el seno de una familia humilde, siendo el mayor de tres hermanos. En septiembre de 1943 ingresó en el Seminario Menor de San Torcuato, donde realizó los cinco cursos de Latín y Humanidades. En octubre de 1948 pasó al Seminario Mayor, ubicado en Granada, junto a la Facultad de Teología. Allí realizó los tres cursos de Filosofía y cuatro de Teología que coronó con la licenciatura en esta materia. Ordenado sacerdote por Monseñor Álvarez Lara el 8 de diciembre de 1954 (fecha adelantada en atención al Centenario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción), a partir de septiembre de 1955 dirigió sucesivamente las parroquias de Lugros, Polícar, Graena y Castril. En enero de 1965 fue nombrado profesor de Religión en el Instituto de Guadix, cargo que simultaneó con los de capellán del Hospital, delegado episcopal de Cáritas y capellán de las Religiosas Clarisas. Desde 1969 a 1988 fue capellán de la Armada Española, previa oposición, actuando en varios departamentos marítimos con gran ejemplaridad y alcanzando la graduación de capitán de navío. Regresado a la diócesis, en julio de 1989 fue nombrado secretario particular del obispo D. Ignacio Noguer Carmona, cargo que continuó ejerciendo después con D. Juan García-Santacruz Ortiz hasta la jubilación de éste. En esta misma etapa fue rector de la iglesia de Las Angustias de Guadix y consiliario de su Hermandad, consiliario de la Federación de Cofradías y capellán de la Residencia de Ancianos de esta ciudad. A la vez, desempeñó varios cargos diocesanos, como delegado de Hermandades y Cofradías, consiliario de Vida Ascendente y delegado para las causas de los santos. El 3 de diciembre de 1999 pasó a ser canónigo de la Catedral, de cuyo  Cabildo fue miembro activo hasta febrero de 2009, en que, por su delicado estado de salud, dejó todos los cargos y, un año después, se internó en la citada Residencia “Santa Teresa Jornet”, donde ha permanecido hasta su última enfermedad.

            El día 30  de abril, estando rezando el Rosario en la Capilla de dicha residencia, junto con las religiosas y personas acogidas, le sobrevino un derramen cerebral, del que no se pudo recuperar, a pesar de ser muy bien atendido en el citado hospital de  Granada.

            Por haberlo tratado muy cercanamente desde el Seminario Menor hasta su etapa final de jubilado, puedo afirmar que fue un seminarista ejemplar por su piedad y posteriormente un sacerdote entregado intensamente a su misión en cuantos cargos ha desempeñado a lo largo de su vida, destacando por su profunda espiritualidad, su gran devoción mariana y su actitud permanente de sincera fraternidad con los compañeros sacerdotes, al servicio siempre de la Iglesia.  Descanse en paz.

Leovigildo Gómez Amezcua