“Sin la caridad es imposible vivir una auténtica fe”: Mons. Orozco en el 60 aniversario de Cáritas Diocesana de Guadix

 

Cáritas Diocesana de Guadix, tal y como la entendemos hoy, ha cumplido esta semana 60 años. Fue el viernes 26 de abril y se ha celebrado, de manera especial, con una Misa de acción de gracias en la Catedral, que tuvo lugar el domingo 28 de abril, presidida por el obispo, D. Francisco Jesús Orozco. También se celebró una reunión del Consejo de Cáritas que, aunque se reúne periódicamente para programar y revisar la gestión, en esta ocasión tuvo muy presente este 60 aniversario.

 

En la homilía de la Misa de acción de gracias, el obispo de Guadix agradeció la labor de Cáritas en nuestra diócesis y recordó que “Cáritas es la Iglesia, que entiende que sin caridad es imposible vivir la fe en el Señor”. Es esta una idea que estuvo muy presente en su predicación, subrayando la mutua relación y exigencia entre fe y caridad, hasta el punto de que “sin la caridad -dijo- es imposible vivir una auténtica fe”.

Mons. Orozco recordó algunos de los momentos destacados en la historia de compromiso de Cáritas en nuestra diócesis: la distribución de alimentos en los años `60; el Plan Baza, que tanto bien hizo en aquella ciudad; el Plan Diocesano Social, en tiempos del obispo D. Gabino Díaz Merchán; la Asamblea Diocesana de los años `80, que buscaba hacer de nuestra diócesis una Iglesia que comparte; la ayuda a la población gitana; la creación del Centro de Transeúntes y la participación en Proyecto Hombre Granada, en tiempos del obispo D. Juan García-Santacruz; La Residencia de Mayores de Huéneja, en tiempos del obispo D. Ginés García; la promoción del empleo, en los últimos años, así como la ayuda prestada durante la pandemia, a pesar de las dificultades del momento,…

Fue en 1964, con el obispo D. Rafael Álvarez Lara, cuando se configuró Cáritas con la estructura que tiene actualmente, como una Cáritas Diocesana. Por supuesto, Cáritas existía antes de 1964, ha existido siempre en parroquias y otras instituciones, pero es en ese año cuando se estructura y organiza a nivel diocesano, arciprestal y parroquial, como la conocemos hoy, adaptándose a los nuevos tiempos. Desde entonces, ha ido creciendo en recursos, personal y tareas, adaptándole a las necesidades que van surgiendo, para dar una respuesta que mitigue esas necesidades.

Hoy, Cáritas Diocesana tiene proyectos de formación profesional; de atención a personas mayores; de atención a la mujer, especialmente a las madres en situación precaria; de acompañamiento de jóvenes; de reparto de alimentos y ropa… Como dijo el obispo en la Misa de acción de gracias, que sean estos “los primeros 60 años de Cáritas” y que “tengamos Cáritas hasta el final de los tiempos”.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix