Rogativa extraordinaria por la lluvia con las Patronas de Huéscar

Las calles de Huéscar vieron procesionar, el pasado domingo día 21 de abril, a sus Santas Patronas, Alodía y Nunilón, que acudían en rogativas al parque Rodríguez Penalva para, por su mediación divina, pedir el don de la lluvia. Es esta una tradición que se mantiene en Huéscar y que se ha realizado muchas veces, pues sin agua no hay frutos en nuestros campos y la gente de Huéscar sufre.

 

Esta rogativa comenzó a las 7,00 horas de la tarde, en la parroquia de Santa María. Un grupo numeroso de fieles se congregaba para acompañar a las sagradas imágenes a lo largo de todo el recorrido, que previamente se había preparado, con adornos en las calles y falladas, dándole mayor vistosidad al momento. Ya en el parque, se celebró la Santa Misa. Allí no hizo falta ningún tipo de adorno, pues ya se ha encargado de ello la naturaleza, que por este tiempo siempre hace que dicho parque goce de una belleza especial.
Al finalizar la Eucaristía, de nuevo en procesión, por un lugar distinto las Patronas regresaron a la parroquia.

Parroquia de Santa María, de Huéscar