Noche de homenaje a Torcuato Ruiz del Peral, en Guadix, al cumplirse el 250 aniversario de su muerte

La noche del 6 de julio fue muy especial en Guadix. Se recordaba y conmemoraba el 250 aniversario de la muerte del escultor de más renombre que ha dado la comarca accitana, Torcuato Ruiz del Peral. Y se hizo abriendo las puertas del recién estrenado, que no inaugurado aún, Centro de Interpretación sobre el artista.

La delegación de Patrimonio y Arte Sacro de la diócesis de Guadix organizó, para conmemorar este aniversario, una noche de puertas abiertas en el Centro de Interpretación de Torcuato Ruiz del Peral, que sirvió para conocer mejor la figura del artista y, sobre todo, para que los accitanos conociesen lo que se ha hecho en la iglesia de San Francisco, un centro que es más que un museo, dedicado al artista. Desde finales del año pasado, este Centro ya tiene abiertas sus puertas y son muchos los turistas que lo han visitado.

Es verdad que con tantas elecciones, su inauguración oficial ha tenido que ser retrasada en varias ocasiones, pero ya fue bendecido por el obispo, en las navidades pasadas, y ya se puede visitar.

 

El artista reconocido

La primera parte de la noche de puertas abiertas se dedicó a presentar la figura de Torcuato Ruiz del Peral. El obispo fue el primero en intervenir. D. Francisco Jesús Orozco habló del legado de este artista en la ciudad accitana. También habló Antonio Navarrete, antropólogo forense, sobre la muerte y el testamento de Torcuato. Fue víctima de su propia obra, se podría decir, ya que murió a consecuencia de las inhalaciones durante años del polvo que suelta la madera de ciprés, con la trabajó parte de sus obras. Del testamento comentó algunos detalles, que mostraban la fe de Torcuato y lo reconocida que fue su obra.

Después, el delegado diocesano de Patrimonio y Arte Sacro, Antonio Fajardo, explicó y dirigió la visita al Centro de Interpretación, resaltando no solo el valor artístico de la obra de Torcuato, sino, y sobre todo, la catequesis que ofrece cada una de sus esculturas. “Desde la fe” era el tema de la visita guiada, que sirvió, además, para conocer todo lo que ofrece el Centro de Interpretación de Torcuato Ruiz del Peral.

 

Responso y ofrenda

Terminó la joche de puertas abiertas con una ofrenda y un responso por el alma de Torcuato Ruiz del Peral. Cabe destacar que el Centro se iluminó de manera especial y se trasladó a la iglesia de San Francisco la imagen de Nuestra Señora de la Humildad, de la cual es autor Ruiz del Peral.

Primero, la Hermandad del Santo Viacrucis (Los Favores) de Guadix ofreció una corona de laurel para honrar la memoria del autor de la Virgen de la Humildad. Después, el obispo rezó un responso por el alma de Torcuato Ruiz del Peral. Fue una oración agradecida por el legado del artista, que llenó de belleza la catedral de Guadix y otras iglesias de muchos lugares, algunos lejanos.

Torcuato Ruiz del Peral, nació en Exfiliana, en 1708 y murió en Granada, en 1773. Es considerado el último gran representante de la escultura barroca granadina, uno de los artistas más interesantes del tardobarroco español y discípulo del gran maestro escultor Diego de Mora.

Sin duda que esta ha sido una primera experiencia de lo que este nuevo Centro de Interpretación sobre Torcuato Ruiz del Peral puede ofrecer a la ciudad de Guadix y su comarca. Dos siglos y medio después, seguimos reconociendo la grandeza de este artista, el mejor escultor que ha dado la comarca accitana. Y ahora, como hizo entonces Torcuato, su Centro de Interpretación seguirá dando esplendor a la ciudad de Guadix y su comarca, como uno de los mejores espacios, si no el mejor, para conocer la figura, seguramente desconocida para muchos, de Torcuato Ruiz del Peral. Un homenaje merecido.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix