Nace Proyecto Raquel en la diócesis de Guadix

 

El domingo pasado, el 18 de febrero, fue constituido Proyecto Raquel en la diócesis de Guadix y fue enviado el equipo diocesano que lo va a atender. Fue en la celebración de la Eucaristía de la Catedral, como colofón a la Semana del Matrimonio. El obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco, bendijo a las personas que forman el equipo de responsables de Proyecto Raquel y los envió a ser Iglesia que acoge y repara en medio del dolor y del sufrimiento.

 

Antes de todo esto, en la homilía, el obispo se refirió a Proyecto Raquel como “una bonita forma de concluir la Semana del Matrimonio”, que se ha celebrado en la diócesis desde el viernes 9 de febrero y que concluía ese domingo 18.
Proyecto Raquel es un medio que la iglesia pone a disposición para ofrecer a las personas implicadas en un aborto provocado una atención individualizada, a través de una red diocesana de sacerdotes, consejeros y especialistas. Se trata de ayudar a las personas que han estado implicadas de una u otra manera en un aborto. La Iglesia les ofrece una reconciliación, así como también el cuidado espiritual y psicológico. “Proyecto Raquel” no juzga, extiende los brazos y le dice a quien se acerque “me importas tú, te quiero a ti”, porque “Proyecto Raquel” se centra en quien sufre, no en lo que hizo. Su misión es acompañar en el sufrimiento y ofrecer un camino de esperanza, de reconciliación y de sanación.
Y de todo esto habló Mons. Orozco en la homilía. “No condenamos a la mujer que aborta, sino el aborto -dijo-; condenamos el pecado, que es un asesinato, pero las personas siempre tienen que ser acogidas, custodiadas, abrazadas, curadas… por la iglesia” Y eso es lo que quiere hacer Proyecto Raquel.
Por eso, el obispo animaba a las personas que sufren, porque han vivido un aborto o han inducido a ello, a que se acerquen a Proyecto Raquel, donde van a encontrar ayuda: “que vengan, que hay misericordia del Señor para curar, para salvar, para ponerse de pie y seguir adelante”.
Tras la comunión, el vicario general, José Francisco Serrano, leyó el decreto de creación de Proyecto Raquel en la diócesis de Guadix, en el que se presenta como un “itinerario de sanación y reconciliación que ofrece la Iglesia para las personas que han sufrido el drama del aborto”. Y esto lo hace Proyecto Raquel con un equipo de personas dispuesto a ayudar, ofreciendo “un proceso psicológico y espiritual de sanación y reconciliación”.

Más información en www.proyecto-raquel.com

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix