Mons. Orozco realizó la vista pastoral a la parroquia santuario de Virgen de Gracia y San Pedro Poveda, entre cuevas y con mucha vida

 

Ya concluyó la visita pastoral a la parroquia santuario Virgen de Gracia y San Pedro Poveda, que ha tenido lugar los días 11 y 12 de este mes de marzo. Ha sido la primera parroquia de la ciudad de Guadix a la que el obispo, D. Francisco Jesús Orozco, hace la vista pastoral. Han sido dos días muy intensos en los que ha habido de todo: visita a los colegios, encuentro con asociaciones, diálogo con los niños de catequesis, visita a los enfermos,…

Comenzó la vista pastoral con la mañana del viernes dedicada a los dos colegios que tiene la Institución Teresiana en el barrio, a través de los que continúa la labor de promoción humana y de evangelización emprendida hace casi un siglo por San Pedro Poveda, su fundador. Primero visitó el colegio Padre Poveda y mantuvo encuentros tanto con los niños de todas las clases como con los profesores y equipo directivo. Después, en el colegio de la Cuatro Veredas, también llevado por la Institución Teresiana, visitó igualmente a los niños y profesores, y los servicios de comedor y guardería que ofrecen.

Por la tarde, el obispo conoció el Centro Sociocultural Pedro Poveda, en el que más de 100 mujeres reciben cursos de formación en diversas materias: informática, costura, cocina,… También hay cursos de español para inmigrantes. Aquí mantuvo encuentros con las personas que participaban en los talleres de esa tarde y con otras usuarias, con las que dialogó en el salón de actos.

Al día siguiente, el sábado 12 de marzo, Mons. Orozco dedicó la mañana a visitar a los enfermos y personas mayores impedidas. Lo hizo con diez mayores de tres barrios distintos de las Cuevas. Con ellos habló, conoció cómo viven y compartió la fe.

Ya por la tarde, hubo un encuentro con los niños de catequesis, al que siguió la Misa Estacional, en la que volvieron a participar los niños y los demás feligreses de la parroquia. Terminó la tarde con una asamblea parroquial en la que estaban todas las fuerzas vivas de la parroquia: catequistas, miembros de la Institución Teresiana, Cáritas parroquial, consejo de economía, las tres hermandades que hay (Gracia, Obediencia y Pasión y Gloria) y, por supuesto, el párroco, Manuel Amezcua, que acompañó al obispo en todo momento durante su visita pastoral.

Con la parroquia santuario de Virgen de Gracia y San Pedro Poveda, Mons. Orozco ha comenzado a visitar las parroquias de la ciudad de Guadix. La siguiente será la parroquia de Santa Ana, esta misma semana, los días 17 y 18 de marzo.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix