Imprimir esta página

Mons. Francisco Jesús Orozco celebró sus 25 años de sacerdocio en compañía de familiares, clero y amigos, tanto de Córdoba como de Guadix

D. Francisco Jesús Orozco celebró, el jueves 9 de julio, sus bodas de plata sacerdotales. Y lo hizo en compañía de su familia, de dos compañeros de ordenación, del clero diocesano y de muchos amigos, tanto de Córdoba como de la diócesis de Guadix, que quisieron acompañarle en esta celebración tan especial. La catedral accitana acogió la Misa de acción de gracias por esos 25 años de sacerdocio, en la que el prelado accitano compartió con todos lo que han supuesto estos 25 años en su vida y cómo está viviendo su compromiso sacerdotal, ahora desde el episcopado.

En la celebración vivida en Guadix había muchos cordobeses, amigos del obispo de su paso por las diferentes parroquias en las que ha estado: Lucena, Montilla y Córdoba ciudad. También estuvo muy presente su pueblo, Villafranca de Córdoba, ya que al final de, la celebración se leyó el acta de nombramiento de D. Francisco Jesús Orozco como hijo predilecto de esa localidad que le vio nacer hace 50 años. Según consta en el acta, ha sido un nombramiento merecido y aprobado por unanimidad de todos los partidos.

En la homilía, Mons. Orozco repasó algunos detalles de la ordenación y de estos 25 años de sacerdocio. Resumió todos estos años en tres palabras: gracias, por la llamada a seguirle como sacerdote y porque Dios siempre ha estado cerca; misericordia, por todo el perdón recibido y porque el Señor ha querido contar con él, a pesar de todo; e Iglesia, porque en su ministerio sacerdotal siempre ha estado muy presente el amor a la Iglesia.

El clero de la diócesis accitana le regaló al obispo una bendición pedida al papa Francisco en estas bodas de plata sacerdotales. Y al terminar, los asistentes a a la celebración y todos los amigos que se acercaron hasta Guadix pudieron saludar y felicitar al obispo en este día tan señalado para él.

Junto al obispo, en el altar, concelebraron dos compañeros de los cinco que se ordenaron en 1995: Francisco de Borja Redondo, director espiritual del Seminario San Pelagio de Córdoba y José Luis Rísquez, sacerdote jesuita. También concelebraron algunos sacerdotes de la diócesis cordobesa, que se desplazaron hasta Guadix para compartir esta celebración con el obispo accitano.

Mons. Orozco fue ordenado como sacerdote el 9 de julio de 1995, en Córdoba, y desde entonces ha pasado por Montilla, Lucena y la ciudad de Córdoba, donde fue delegado de juventud y vicario general. En octubre de 2018 fue nombrado obispo de Guadix y el 22 de diciembre de ese mismo año tomó posesión de la diócesis accitana.

Vídeo

La delegación diocesana de MCS ha elaborado un vídeo en el que el obispo accitano comparte lo que han supuestos estos 25 años de sacerdocio y cómo los está viviendo, ahora, en Guadix, al frente de la diócesis. También hay testimonios sobre él. El vídeo se puede ver aquí.

Antonio Gómez

Medios