Lanteira celebró la fiesta del beato Manuel medina Olmos con la mirada puesta en 2021

 

El obispo accitano presidió la celebración y dio a conocer la prórroga de un año en el Jubileo del 150 aniversario del nacimiento del beato, a causa de la pandemia

Lanteira volvió a celebrar, un año más, la fiesta del Beato Manuel Medina Olmos. Lo hizo, con toda solemnidad, el 30 de agosto, fiesta litúrgica del beato, pues fue este día cuando fue martirizado en 1936. Antes, el 27 de agosto, comenzó un triduo en su honor, como preparación de la fiesta. Este año, el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha presidido la celebración de la Eucaristía, muy especial, pues tendría que haber sido la de clausura del Año Jubilar que se está celebrando en Lanteira, pero que no lo ha sido por culpa del coronavirus. Sin embargo, el obispo pudo comunicar al pueblo de Lanteira que el Año Jubilar del beato Manuel Medina Olmos, en el 150 aniversario de su nacimiento, se va a prolongar hasta el 30 de agosto de 2021.

En el transcurso de la celebración se leyó el decreto de la Penitenciaria Apostólica en el que se establece esa prórroga de un año para el Jubileo del beato Manuel Medina Olmos, que celebran tanto la parroquia de Lanteira como la catedral de Guadix. Así lo pidió el obispo accitano en plena pandemia, ante la imposibilidad de realizar las acciones programadas, y así ha sido concedido. En el archivo parroquial de Lanteira se ha guardado una copia de dicho decreto.

Este es el decreto que se leyó en la Misa, en Lanteira:

PAENITENTIARIA APOSTOLICA

DECRETO

LA PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, atenta a los ruegos del día 25 de mayo de 2020, remitidos por el Excmo. Y Rvdmo. Padre Sr. Don Francisco Jesús Orozco Mengíbar, Obispo de Guadix, por orden de Su Santidad Nuestro Señor el Papa Francisco, a causa de la epidemia y enfermedad “COVID-19”, por la presente prorroga hasta el día 30 de agosto del MMXXI, todos y cada uno de los beneficios espirituales, remitidos por esta Apostólica Penitenciaría el día 27 de agosto del MMXIX (Prot. N, 1160/19/I), ya desde el día 30 de agosto de MMXIX hasta el día 30 de agosto de MMXX, concedidas con ocasión del ciento cincuenta aniversario desde que en aquella tierra recibiera el bautismo el Beato Manuel Medina Olmos, Obispo de Guadix, que el día 30 de agosto de 1936, en unión con Diego Ventaja Milán, Obispo de Almería, fue martirizado por odio al nombre cristiano, conducido a cárcel de la república, con injurias, ofensas y múltiples golpes padecidos.

Damos curso a la prórroga mediante la cual los fieles de la Iglesia encuentren en sus piadosos propósitos y en su vida espiritual robustecida, según la ley del Evangelio, la comunión con la jerarquía y la filial devoción al Sumo Pontífice, visible fundamento de la Iglesia Católica y su propia y sagrada cabeza.

Todo ello sin que obste nada en contra.

Dado en Roma, en el palacio de la Penitenciaría Apostólica, el día veintiocho de mayo del año de la Encarnación del Señor MMXX.

Mauro Cardenal Piacenza, Penitenciario Mayor

Cristoforo Nykiel, Secretario

El texto original está en latín y se puede consultar aquí.

Antonio Gómez