La Virgen de la Cabeza de Cúllar volvió a su casa tras los días de fiesta

 

Los feligreses de Cúllar han llevado la imagen de la Virgen de la Cabeza hasta su ermita, situada a las afueras de la localidad, donde permanece todo el año. Fue bajada para las fiestas en su honor la semana pasada, el último fin de semana de abril, y este viernes 3 de mayo, día de la Santa Cruz, en procesión, los feligreses de Cúllar han acompañado a la Virgen hasta su ermita.

 

Con esta procesión, que casi es una romería, Cúllar ha puesto fin a unos días de fiesta en honor de la Virgen de la Cabeza. Fue bajada el sábado de fiestas, el 27 de abril, acompañada de muchos fieles y las comparsas de moros y cristianos. Tras la procesión y los desfiles por las calles de Cúllar, la imagen de la Virgen ha permanecido en la parroquia hasta el viernes 3 de mayo, cuando ha sido llevada en procesión hasta su ermita. Esa procesión comenzó a las 7 de la mañana y a la llegada a la ermita, conocida como “La Torre”, se celebró la Eucaristía. Allí permanecerá todo el año y, como indica el párroco, Damián Pérez, se celebrará la Misa todas las semanas hasta el 15 de agosto.

Cúllar siente una gran devoción por la Virgen de la Cabeza y vive esos días de fiesta con mucha intensidad. Pero también la veneran y la tienen muy presente todos los días del año.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix