La diócesis de Guadix se une hoy, desde Hernán Valle, a la consagración de Ucrania y Rusia al Corazón Inmaculado de María y a la oración por la paz

 

Es una iniciativa del papa Francisco, que consagrará esta tarde Ucrania y Rusia a la Virgen María para invocar la paz y pide a toda la Iglesia que se una en la oración

 

El obispo de Guadix, D Francisco Jesús Orozco, se va a unir esta tarde a la consagración que haga el papa Francisco de Ucrania y Rusia al Corazón Inmaculado de María. Mons. Orozco rezará también la oración de consagración esta tarde, en la celebración de la Eucaristía en Hernán Valle, donde cursa visita pastoral, y pide a los sacerdotes de la diócesis que hagan lo mismo en sus celebraciones. Será un momento para vivir la comunión eclesial en la oración y, sobre todo, para pedir por la paz en ese país ucraniano, invadido por Rusia y que sufre una gran destrucción en vidas y enseres, como vemos a diario en televisión.
El papa realizará esta consagración de Ucrania y Rusia al Corazón Inmaculado de María, esta tarde del 25 de marzo, en Roma, en el transcurso de la celebración penitencial que presidirá en la Basílica de san Pedro. Y ha pedido a los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos de todo el mundo que se unan en la oración a este acto de consagración para rezar por la paz. “La Iglesia está llamada a interceder por la paz”, ha dicho el papa en una carta enviada a los obispos en la que, además, les dice que “la Iglesia, en esta hora oscura, está fuertemente llamada a interceder ante el Príncipe de la paz y a estar cerca de cuantos sufren en carne propia las consecuencias del conflicto. En este sentido, agradezco a todos aquellos que están respondiendo con gran generosidad a mis llamamientos a la oración, al ayuno y a la caridad".
Esta es la oración de consagración de Ucrania y Rusia al Corazón Inmaculado de María y que se puede rezar también en las parroquias, unidos al papa y a toda la Iglesia universal.