La delegación de Familia y Vida termina el curso con un retiro para matrimonios

"Lo que ha unido Dios que no lo separe el hombre", con este lema se ha celebrado un retiro para matrimonios en Guadix, el domingo 23 de junio. Organizado por la delegación de Familia y Vida, ha sido el retiro de fin de curso pastoral. Fue dirigido por el sacerdote y consiliario de esta delegación, Antonio Fajardo, en el Centro Diocesano de Espiritualidad.

 

El retiro comenzó a las nueve de la mañana, con la acogida de los participantes. Después, los asistentes rezaron el santo Rosario por los jardines de la Casa de Espiritualidad, una forma espléndida de comenzar el retiro. Tras el rezo del Rosario, el director del retiro, Antonio Fajardo, ofreció la primera charla de la mañana, que sirvió de base para la meditación personal ante el Santísimo, que se mantuvo expuesto tras la pausa de media mañana. Al finalizar la exposición del Santísimo hubo una segunda charla, a la que siguió la celebración de la Eucaristía.

Terminó el retiro compartiendo una excelente comida con todos los participantes. En esta ocasión se contó con servicio de guardería, para posibilitar a los matrimonios con niños pequeños la asistencia a este encuentro de oración y reflexión.

Jesús galera e Inma Triguero

Delegados diocesanos de Familia y Vida. Guadix