La ACdP ofreció en Guadix una conferencia del exministro José Otero Navas sobre “Amnistía, Constitución y Bien Común”

El ex ministro de Presidencia y Educación, José Manuel Otero Novas, ofreció el pasado lunes 11 de marzo una conferencia sobre “Amnistía, Constitución y Bien Común”, celebrada en el Teatro Mira de Amescua, de Guadix. El acto estaba organizado por el Centro de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), en colaboración con el ayuntamiento accitano y con la diócesis de Guadix.

 

Otero Navas, que es abogado del estado y ha sido dos veces ministro -de Presidencia y Educación- con Adolfo Suárez, es uno de los mayores expertos sobre la Transición española. Es presidente del Instituto CEU de Estudios de la Democracia y, en la ACdP es consejero nacional. En su conferencia en Guadix, reflexionó sobre la situación política en España, los peligros que acechan la democracia y cómo darles respuesta desde la perspectiva del bien común.

En su disertación, trajo a colación la idea de España como “bien moral”, y señaló que, por tanto, “puede ser atacada como tal”. Lamentó que desde el siglo XIX Cataluña y el País Vasco hayan estado consiguiendo “muros arancelarios”, y que hoy “quieran separarse para seguir disfrutando de sus beneficios privilegiados, por el esfuerzo de todos los españoles”.

La paz, amenazada

El ponente también recordó que “la paz es un bien moral y religioso” —haciendo referencia al Evangelio— y advirtió de que “si se suprime la Constitución, la paz en España puede verse gravemente afectada; existe un riesgo enorme de rebelión”. Otero concluyó que la Constitución es “un bien necesario” y que la amnistía impulsada por Pedro Sánchez “la vulnera gravemente”.

“La amnistía no está reconocida como tal en la Constitución, y tampoco los indultos generales”, recordó. De hecho, el político vigués recordó que el propio Sánchez había reconocido antes de las pasadas elecciones “la no constitucionalidad de la amnistía”. Consideró también que la aprobación de una ley de amnistía podría ser “un grave paso prerrevolucionario” que “legitimaría el golpe de Estado catalán”.

Aun así, señaló que “la amnistía no dejará de ser negativa para los españoles, aunque salga adelante y la conviertan en constitucional”. Apuntó, en este sentido a las llamadas “relecturas constitucionales” que se dieron a partir de los años 80 y que llevaron, por ejemplo, a la cesión de competencias sobre los puertos generales a las autonomías.

También puso ejemplos históricos —Chamberlain, Pi y Margall, Azaña— de cómo estás dinámicas de diálogo no traen buenos resultados. “Hay que tener en cuenta que las naciones se crean y se desintegran con sangre”, dijo, poniendo ejemplos recientes, como lo ocurrido en Yugoslavia o Ucrania. “Los dos grandes partidos españoles dicen defender la unidad de España, pero no se coaligan para defender la democracia española”, lamentó Otero.

Soluciones

Por último, Otero aventuró algunas posibles soluciones a este problema. Señaló que el apoyo de los partidos minoritarios “es necesario en muy pocas ocasiones a lo largo de una legislatura”, y apuntó que, “si se prescindiera de estos apoyos, y del coste que implica, los gobiernos podrían dedicarse a España y los españoles”.

Para ello, propuso suprimir, en primer lugar, las enmiendas a la totalidad de las leyes, con lo que se necesitaría solo la mitad más uno de los votos de la cámara, lo que se podría pactar entre los dos partidos mayoritarios. También propuso modificar el artículo 99 de la Constitución, para la elección del presidente del gobierno: su opción es por elección directa del pueblo, como en Estados Unidos o Francia.

“Mientras tanto, hemos de manifestarnos continuamente en la calle”, insistió, y llamó a “tratar de convencer a los partidos de derecha para que limen asperezas y se unan”, así como a contactar con personas de izquierda “con mentalidad de Estado” que pudieran sumarse a la solución.

La ACdP

ACDP son las siglas de la Asociación Católica de Propagandistas, cuyo carisma se orienta a la propagación de la fe católica y al apostolado, fomentando e instando a sus miembros para que tomen parte activa en la vida pública, sirviendo de nexo de unión de los católicos

La vida espiritual, es uno de los pilares fundamentales de la ACDP, de cuya práctica se deriva el apostolado en la vida pública. En el marco de este apostolado, entre otras cosas, el Centro de la ACDP de Guadix ha organizado, siguiendo su carisma de nexo de unión, con la diócesis, ayuntamiento y otras realidades sociales y eclesiales, tandas de Ejercicios Espirituales, jornadas de reflexión y de estudio, conferencias, …

En concreto, las últimas actividades que se han organizado han sido:

Ejercicios Espirituales para Laicos; la coordinación de la Ruta de Peregrinación del “Camino Espiritual del Sur”, entre Guadix y Caravaca de la Cruz; Jornadas de Católicos y Vida Pública, sobre el tema “Espejo…espejito: el impacto del teléfono móvil en la familia”; Conferencias, como esta sobre “Amnistía, Constitución y Bien Común”,  o la que hubo sobre “Gestión emocional en la adolescencia: familias y docentes”.

Además, el año pasado se organizó una Escuela de familia.

Maika Fornieles

ACdP de Guadix