Jornada de oración por los consagrados fallecidos por causa de la pandemia, el sábado 21 de noviembre

 

El delegado diocesano de Vida Consagrada y Sociedades Apostólicas de la diócesis de Guadix, Emilio José Fernández, ha dado a conocer que la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, de la Conferencia Episcopal Española, ha convocado una jornada de oración por las personas consagradas que han fallecido en nuestro país a causa de la pandemia. Será el próximo sábado, 21 de noviembre.

Se trata de una jornada para reconocer la gran labor que han hecho los consagrados en estos meses de pandemia, atendiendo a enfermos o continuando sus tareas evangelizadoras, muchas de compromiso hacia los más necesitados y en situaciones en las que se han visto expuestos al virus.

Emilio José Fernández anima a todos a dedicar un tiempo de oración el próximo sábado: “para que todos, unidos fraternalmente en oración, pidamos por aquellos que, permaneciendo muchos de ellos en el anonimato, han desgatado su vida por el reino de Dios desde una vida de seguimiento fiel al Señor como consagrados”. También anima a compartir por redes la oración que se ha preparado para esta ocasión y que, como no se puede repartir en papel para vitar contagios, lo mejor es que se distribuya por redes, compartiéndola con nuestros contactos. La oración se puede descargar aquí.

Con estas palabras, el delegado diocesano de Vida Consagrada y Sociedades Apostólicas, Emilio José Fernández, nos invita a sumarnos a esta convocatoria de oración:

La Comisión Episcopal para la Vida Consagrada en España nos hace partícipes y
nos invita a unirnos a la JORNADA DE RECUERDO ORANTE Y AGRADECIDO POR
LAS PERSONAS CONSAGRADAS QUE HAN FALLECIDO EN NUESTRO PAÍS
DURANTE LA PANDEMIA.

Desde esta Delegación Diocesana os animo a todas las comunidades de vida
consagrada y a todas las comunidades parroquiales de nuestra diócesis de Guadix a
sumarnos a esta iniciativa que tendrá lugar el próximo sábado, 21 de noviembre, que
a su vez coincide con la memoria de la Presentación de la Bienaventurada Virgen
María, modelo de consagración y seguimiento para las personas consagradas
”.


Será una oración agradecida por unas personas que, sin duda, se la merecen.

Antonio Gómez