IMÁGENES DE LA CRUZ Y EL ICONO EN EL MARQUESADO

 

Ayer miércoles 25 de mayo, la Cruz y el Icono llegaron a la diócesis de Guadix. Entraron por Huéneja y los entregó el obispo de Almería, Mons. Adolfo González, al obispo de Guadix, Mons. Ginés García. Los feligreses de Huéneja los recibieron con mucha alegría y con el canto de los niños.

Después de pasar por la Residencia de Ancianos de los hermanos de Cruz Blanca, fueron a Alquife y de allí a Lanteira, donde hubo un emotivo acto en torno a la Cruz y el martirio del obispo beato Medina Olmos. El obispo de Guadix habló del significado de la Cruz para el beato Manuel medina Olmos, que nació en dicha localidad de la que es co-patrón.

Y de Lanteira a Jérez del Marquesado, donde la Cruz y el Icono se encontraron con los niños de la catequesis. Tras una celebración muy festiva, los dos símbolos fueron llevados hasta La Calahorra, donde se celebró un acto arciprestal: un Vía Crucis, en el que se caminó hasta el famoso castillo medieval de la localidad. Fueron muchos los que acompañaron a la Cruz durante las estaciones del Vía Crucis. También el obispo de Guadix subió hasta el castillo, donde pronunció unas palabras a los asistentes y ponderó la belleza del entorno y la magnífica acogida que habían tenido la Cruz y el Icono de la JMJ en todo el arciprestazgo del Marquesado.

 

Tras despedir  la Cruz, hubo una pequeña fiesta en la plaza de la Iglesia, con sangría y canciones que invitaban a bailar. Y así lo hicieron muchos.

Antonio Gómez