Imprimir esta página

Han comenzado los trabajos para la colocación del monumento a San Torcuato en la rotonda del Hospital de Guadix

Ya se está preparando el lugar donde irá la escultura de San Torcuato, en la rotonda de entrada a Guadix por el Hospital. En los últimos días, se ha podido ver a un equipo de operarios levantando la base sobre la que ira la escultura en bronce, que se ha sufragado por suscripción popular. Cabe pensar, como estaba previsto, que se pueda bendecir e inaugurar en torno a la fiesta de San Torcuato, que será en poco más de una semana.
Sin duda, cuando la escultura se levante sobre la rotonda, será una de las primeras imágenes que quienes nos visitan tengan de la ciudad accitana: una imagen que les hablará del pasado de Guadix y de su gran historia, al ser uno de los primeros lugares de Europa donde se anunció el Evangelio. Pero también les hablará del presente y de cómo la semilla sembrada por San Torcuato sigue dando fruto hoy, en una tierra que es sede de la primera diócesis de España.


La escultura estaba previsto que se colocara sobre su pedestal en mayo del año pasado, pero la pandemia y el estado de alarma, con un país confiado en esos días, hicieron que se viera conveniente aplazarlo para un momento mejor. Finalmente, se ha decidido que sea en torno a la fiesta de San Torcuato de este año. Y todo parece indicar que así será, dado lo avanzado de los trabajos previos.
Para gestionar el desarrollo de este monumento a San Torcuato, se creó una plataforma ciudadana con ese nombre, que ha sido la encargada de recoger los 40.000€ con los que se había presupuestado. Cuando se presentó el proyecto, esta plataforma justificaba así su iniciativa: “el proyecto pretende honrar la figura de San Torcuato como primer evangelizador de la Península Ibérica, una labor apostólica que inició desde la antigua colonia Julia Gemella Acci, fundando la primera diócesis y desde la cual se propagó el cristianismo a toda Hispania. También se pretende que este monumento sirva para materializar el hermanamiento entre dos pueblos, Guadix y Celanova, que comparten con orgullo su historia y sus reliquias´. Y es que Celanova, una localidad de Galicia, es el lugar donde se conservan las reliquias de San Torcuato, a excepción del hueso del brazo, que se encuentra en la catedral accitana.
`El monumento escultórico de San Torcuato ha sido realizado en bronce por el artista accitano Joaquín Leyva Navarrete y tendrá una altura de 8 metros. Sin duda, será una escultura que aportará belleza, esplendor e historia a esta entrada de la ciudad accitana.
Antonio Gómez