Guadix vibró con su Patrona, la Virgen de las Angustias, en el año del centenario de su coronación

La de este año ha sido una fiesta especial. Guadix vive su devoción a la Virgen de las Angustias con más emoción que nunca, porque celebra el centenario de la coronación canónica de su Patrona. Y así se ha sentido en todos los actos de estos días de fiesta: la procesión de bajada de la Virgen, que fue el 5 de noviembre; la septena, que ha concitado a cientos de accitanos cada noche; la Misa Pontifical, en el día grande de la fiesta, ayer domingo; y la procesión de la imagen por las calles de Guadix hasta la iglesia de la Virgen de las Angustias, tan solemne y fervorosa como siempre.


El domingo 12 de noviembre fue el día grande de la devoción a la Virgen de las Angustias en Guadix. Como siempre, es el segundo domingo de noviembre. Una Misa Pontifical, en la catedral, por la mañana, y una procesión por la tarde, fueron los dos momentos grandes de la fiesta. Los más grandes y los más esperados por todos los accitanos.
En la Misa Pontifical, D. Francisco Jesús Orozco, obispo de Guadix, comenzó saludando al cabildo y a las autoridades presentes, entre las que estaban el Delegado Territorial de Hacienda, Guillermo Fernández; el alcalde de Baza, Pedro Ramos; y el alcalde de Guadix Jesús Lorente, con la corporación municipal. También saludó a los representantes de las distintas instituciones de la ciudad que asistieron y al presidente de la Hermandad de la Virgen de las Angustias de Granada, que acompaña siempre a la Hermandad accitana en este día de fiesta. Comenzó el obispo invitando a rezar en esa Eucaristía, por la paz en el mundo y por la unidad y la paz en España.
En la homilía, D. Francisco Jesús hizo referencia a todo lo que hace que la fiesta de este año sea especial: la conmemoración del centenario de la coronación canónica y la concesión que hizo el papa Francisco de un Año Jubilar para Guadix por su devoción a la Virgen de las Angustias. También hizo referencia a la Misión Diocesana que se prepara en toda la diócesis y, por supuesto, a la celebración del Día de la Iglesia Diocesana, que se celebraba ese domingo en toda la Iglesia española.
De la Virgen, destacó el obispo cuatro verdades que la Iglesia proclama: María nos habla siempre de Dios, porque ella es la Madre de Dios; María nos habla de la fealdad del pecado, porque ella fue Inmaculada; María nos habla del poder de Dios, que todo lo hace posible; y María nos habla de la vida eterna, porque ella fue asunta a los cielos en cuerpo y alma.
Al finalizar la Misa hubo un acto de hermanamiento entre las Hermandades de la Virgen de las Angustias de Guadix y Granada.
Y por la tarde, una procesión trasladó la imagen de la Virgen de las Angustias desde la Catedral hasta su casa, la iglesia del barrio de San Diego. Fue una procesión muy concurrida, a la que acompañó el buen tiempo y que contó con muchos accitanos y personas venidas de la comarca, para honrar a la Patrona de Guadix.
Este año es especial porque se celebra un Año Jubilar en la iglesia de la Virgen de las Angustias, de Guadix. Ya son muchos los grupos y parroquias que han pasado por este templo para rezar ante la Virgen y ganar las indulgencias. Y serán muchos más los que pasen a lo largo de todo el año, hasta mediados de septiembre, cuando finalice el Año Jubilar con una Procesión Magna con imágenes de la Virgen de hermandades y parroquias de Guadix y de otros lugares de la diócesis.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix

Fotos: Miguel Martos