Guadix se llenó de Misericordia

La juventud se hizo protagonista en Guadix para celebrar el Domingo de la Divina Misericordia. En un ambiente festivo, el grupo joven de la Hermandad de las Lágrimas organizó la procesión infantil con el Niño Dios de la Divina Misericordia, que partió desde la Parroquia de Santiago hasta la Catedral, para celebrar la Eucaristía.

 

El obispo, D. Francisco Jesús Orozco, que presidió la celebración, felicitó a los jóvenes y a sus familias, los animó a tomar como modelo al Niño Dios y los llamó a ser firmes en la defensa de la vida que “ debe ser recibida y valorada y cuidada desde su concepción hasta su muerte natural”.

Cabe destacar el magnífico andar de los costaleros que forman la cuadrilla, que, junto a la extraordinaria agrupación musical María Santísima de la Cabeza de Exfiliana, regalaron momentos entrañables.

Al terminar la celebración en la Catedral, la procesión se reanudó para llevar la imagen del Niño Dios de la Divina Misericordia hasta su templo, la iglesia de la Virgen de las Lágrimas, donde se puede contemplar y venerar cada día esta imagen, que es de principios del siglo XVII.

José Raya

Hermandad de Las Lágrimas