Guadix celebró a Patrona, la Virgen de las Angustias, y la sacó en procesión con más devoción que nunca

 

Guadix celebró la fiesta de su Patrona, la Virgen de las Angustias, el domingo 14 de noviembre. Y lo ha hecho, este año sí, con Misa Pontifical y procesión, como manda la tradición. Una procesión muy esperada por todos, dado que la del año pasado no se pudo realizar, por culpa de la pandemia. Este año, manteniendo las medidas sanitarias de seguridad establecidas, la procesión ha podido salir a la calle para llevar la imagen de la Virgen de las Angustias hasta su templo, donde permanecerá todo el año.

En la Misa Pontifical, le obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha podido comprobar el cariño y la devoción que los accitanos le tienen a su Patrona. La misa estuvo concelebrada por el cabildo y los sacerdotes de la ciudad. También asistieron miembros de la corporación municipal, encabezados por su alcalde, y otros representantes de instituciones accitanas, como Policía Local, Protección Civil y Bomberos. El coro Accyda embelleció la celebración con sus cantos y la catedral se llenó de fieles, en un día grande, como lo ha hecho también cada tarde durante la Septena.

En la homilía, el obispo glosó la grandeza de María, desde su advocación de la Virgen de las Angustias: “María, la Virgen, sabe de dolores, de caminos angostos, de soledad en la vida, de noches largas, muy largas, sabe dibujar recuerdos en medio de la oscuridad. María, la Virgen de las Angustias, sabe de muerte y sabe de pandemia, sabe de volcanes que arrasan vidas y entierran los mejores recuerdos, sabe de crisis desoladoras, de injusticias y de pena, sabe de desamor y de sueños rotos. La Virgen de las Angustias sabe de corazones accitanos destrozados, de oraciones desesperadas, muy desesperadas algunas, y sabe de encomiendas difíciles. Por eso hoy la celebramos, `hoy Guadix palpitante programa como reina a su madre y Patrona y le ofrece con regia corona los anhelos de su corazón´”.

También habló del ejemplo de fe que supone la Virgen en estos tiempos tan difíciles y de la exigencia de compromiso y de verdad que su devoción comporta: “nos creamos una iglesia sin misterio, a nuestra medida; una iglesia supermercado, que nos provea de lo espiritual; a veces más una ONG que la Iglesia querida e instituida por Cristo; veneramos a la Virgen al pie de la cruz, pero desterramos el sacrificio y no aceptamos el sufrimiento redentor, ni la cruz. María es escuela de sinodalidad, escuela de Iglesia, madre de la Iglesia, espejo de la fe. María está de pie; ella, con palabras del Papa Francisco, `no balconea con la vida´; ella es Iglesia en salida, es hospital de campaña; ella es cristiana en medio del mundo. Y nosotros, tantas veces queriendo mirar de lejos, pasivos, sin arrimar nuestro hombro comprometido en el trabajo del cultivo del hombre interior, que escucha a Dios para poder llevar el amor al mundo”.

Terminó la celebración de la Misa Pontifical con la Bendición Papal con indulgencia plenaria y con el recuerdo de que en 2023 se celebrará el primer centenario de la coronación canónica de la Virgen de las Angustias como Patrona de Guadix. Además, el obispo regaló un cuadro a la Archicofradía con la imagen San Pio X, que fue el papa que la coronó.

Por la tarde, los accitanos sacaron a su Patrona en procesión, en un recorrido que llevó la imagen hasta el templo que custodia a la Virgen de las Angustias todo el año. Era una procesión muy esperada, ya que la del año pasado no se pudo sacar por la pandemia. Este año sí ha sido posible y se ha vivido con el doble de devoción, sin duda.

Los cultos a la Virgen de las Angustias comenzaron el domingo 7 de noviembre, con el traslado de la imagen hasta la catedral, para iniciar una Septena en su honor. Este año, el predicador ha sido el sacerdote de la archidiócesis de Granada José Gabriel Martín, párroco de San Gil y Santa Ana en Granada y consiliario de la Federación de Cofradías de la archidiócesis. Ha sido una Septena muy participada, que ha culminado en el día grande de la Patrona y con la ciudad de Guadix rendida a los pies de la Virgen. Un día de fiesta más esperado que nunca.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix