Este sábado 28 de septiembre habrá una ordenación sacerdotal en la catedral de Guadix

 

John Alexander Melo, diácono de Huéscar, será ordenado sacerdote

El próximo sábado, 28 de septiembre, el obispo de Guadix va a ordenar de sacerdote a John Alexander Melo, diácono de la parroquia de Huéscar. La celebración tendrá lugar en la catedral accitana, a las 11´30 de la mañana. Para Mons. Francisco Jesús Orozco, esta será la primera ordenación sacerdotal que realice, dado que fue consagrado como obispo hace tan solo nueve meses.

Será, sin duda, una celebración muy especial, no solo para el ordenado, sino, también, para quien le ordena. Entre las tareas reservadas a los obispos está la de administrar el sacramento del orden sacerdotal y, para ellos, como para cualquier diócesis, que haya un nuevo sacerdote siempre es una buena noticia. Pues esto es lo que vivirá la diócesis de Guadix el próximo sábado y, en particular, el prelado accitano, para quien esta será la primera administración de este sacramento que realice. Más adelante, para diciembre, en la víspera de la Inmaculada, ordenará a tres jóvenes como diáconos, que, tras unos meses o un año, podrían ser ordenados como sacerdotes.

En la parroquia de Huéscar se ha preparado una vigilia de oración por el nuevo sacerdote y por las vocaciones, que tendrá lugar el viernes 27 de septiembre, a las 7 de la tarde. Estará dirigida por el Seminario de la diócesis accitana y abierta para toda la feligresía de Huéscar.

John Alexander Melo Arévalo es colombiano, pero que lleva unos dos años vinculado a la diócesis de Guadix. En concreto, ha estado destinado a las parroquias de Villanueva de las Torres, Dehesas y Alicún, y a la parroquia de Santa María, de Huéscar. Tiene 36 años de edad y ha recibido la mayor parte de su formación académica en el Instituto Teológico San Fulgencio, de Murcia. Allí conoció a los seminaristas de Guadix, que cursan también sus estudios en ese centro, y al obispo de Guadix, Mons. Ginés García, que lo ordenó de diácono el 23 de septiembre de 2017. Otro obispo, ahora Mons. Francisco Jesús Orozco, lo ordenará de sacerdote y le encomendará una parroquia para que ejerza su ministerio sacerdotal.

Antonio Gómez