Imprimir esta página

Este domingo celebramos la Jornada de la Vida Consagrada

 

El 2 de febrero la Iglesia celebra la Jornada de la Vida Consagrada, que este año se presenta con el lema “la vida consagrada, parábola de fraternidad en un mundo herido”. En la diócesis de Guadix esta celebración se adelantará al domingo 31 de enero para facilitar la asistencia de los religiosos al acto principal de esta jornada en nuestra diócesis, una celebración de la Eucaristía en la catedral, ese domingo 31, por la mañana. La Misa estará presidida por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, y contará con la presencia de los religiosos que hay en la diócesis, al menos, los que puedan desplazarse.


Con esta jornada de la Vida Consagrada la Iglesia nos invita reconocer y valorar el papel que juegan los consagrados en el mundo. Su vida de entrega, de servicio, su dedicación completa y su estilo de vida en familia, en comunidad, son, como dice el lema de este año, una “parábola de fraternidad” para nuestro mundo.
En la diócesis de Guadix hay una presencia importante de comunidades de vida consagrada, tanto de vida activa como contemplativa. Y sigue creciendo. Las últimas incorporaciones han sido la de una comunidad de religiosas Misioneras de Cristo Sacerdote, en Huéscar, y dos comunidades de Hijas de la Sagrada Familia: una en Baza, de vida contemplativa, y otra en Guadix, de vida activa.
Sin duda, el domingo podremos todos dar gracias a Dios por el don de la vida consagrada y, sobre todo, podremos pedir por las vocaciones a este estilo de vida cada vez más necesario en nuestro “mundo herido”.

Antonio Gómez