Este domingo 3 de marzo se clausura la Misión Diocesana en Guadix, con Misa solemne y un concierto de Unai Quirós

Termina la Misión Diocesana que se está realizando en la diócesis de Guadix. Comenzó el pasado 15 de febrero y se clausurará este domingo 3 de marzo. Una Misa en la Catedral, presidida por el obispo, D. Francisco Jesús Orozco, y una jornada de convivencia y música, pondrán el broche de oro a unos días intensos de anuncio del Evangelio y de revitalización de la fe.


Este domingo 3 de marzo será, por tanto, la clausura, que pondrá fin a la presencia de los misioneros en la diócesis, pero que marcará el comienzo de una nueva etapa, la pos-misión, tan importante o más que la Misión, como recordó la madre Ángela Silva, fundadora de la Congregación Marta y María, cuyas religiosas y seglares consagrados han realizado estos días de Misión. La madre fundadora ha pasado todos estos días en la diócesis de Guadix, acompañando a las religiosas de su congregación, pero, también, ofreciendo catequesis y anunciando el Evangelio en cada uno de los actos en los que ha participado.
La Misión termina el domingo con la celebración de una solemne Eucaristía de clausura, que tendrá lugar a las 12 de la mañana, en la Catedral. Estarán todos los misioneros y, junto al obispo, concelebrarán los sacerdotes de la diócesis.
Tras la Misa, en la Plaza de La Constitución, habrá tiempo para la convivencia y se podrá degustar una paella con la que saciar el hambre.
Y por la tarde, a las 16 ́00h, en el Teatro Mira de Amescua, habrá un acto festivo, en el que la estrella invitada es el cantante de música religiosa Unai Quirós, muy conocido por todos. Con su música y las intervenciones del obispo y de algunos misioneros se pondrá fin a unos días de Misión que se han vivido con mucha intensidad en todas y cada una de las parroquias.
Han hecho esta misión un grupo de 80 misioneros. La mitad, más o menos, han sido religiosas de la Congregación Marta y María. El resto han sido seglares, muchos de ellos consagrados, vinculados a esta congregación, que no han dudado a la hora de dar testimonio de su fe. Había misioneros y religiosas de muchos lugares del mundo: Guatemala, de donde es la fundación de la congregación, Colombia, Perú, Venezuela, España,…,Los misioneros han pasado por todas las parroquias, han dormido en casas de los feligreses, han comido con ellos y, sobre todo, han celebrado la fe y han animado a vivirla con más intensidad. Que el idioma no haya sido un obstáculo, ha facilitado la Misión. Pero, sobre todo, ha sido la cercanía y la sencillez de los misioneros, y hasta la música, los que han hecho que está Misión se haya podido celebrar con normalidad. Y siempre la Virgen en el centro, haciendo realidad lo que dice el lema de la Misión Diocesana en Guadix: “Caminando con María hacia Cristo”.
Ahora queda disfrutar de la clausura: de la Misa en la catedral, a las 12 de la mañana; del arroz, a las 2 de la tarde; y del concierto de Unai Quirós, a las 4 de la tarde. Seguro que va a ser un día de fiesta, el mejor colofón a todos estos días de fe, de anuncio y de compartir.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix