“Es hora de mirar hacia adelante con valentía y esperanza”

La Diócesis de Guadix se hace eco de la invitación del Papa Francisco (15-X-2020) a firmar un pacto educativo mundial para generar un cambio de mentalidad a través de la educación y “reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión”.

Nos recuerda Francisco que “hoy más que nunca, es necesario unir los esfuerzos por una alianza educativa amplia para formas personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y de reconstruir el tejido de las relaciones por una humanidad más fraterna”.

La octava ley educativa de la democracia rechaza cualquier intento de alcanzar un Pacto de Estado por la Educación. Se nos quiere imponer una ley de educación abusiva, sin diálogo, ni consenso y en un momento inadecuado, por la pandemia mundial. Parece que hay quienes se afanan en un poder que se quiere perpetuar a cualquier precio, construido sobre la mentira y sin ningún principio moral.

¿Es ético el proceso de tramitación de esta ley educativa cuando las negociaciones se llevan a cabo sobre bases exclusivamente políticas e ideológicas?

Desde la Delegación Diocesana de Enseñanza nos unimos a la Campaña #MasPlurales y #ReliEsMas para significar que hay que blindar la libertad de las familias para educar a sus hijos conforme a sus propias creencias y no a las del gobierno y dar a conocer nuestra convicción por una formación integral de los alumnos que les ayude a crecer como ciudadanos libres.

La ley educativa LOMLOE vulnera derechos reconocidos en la Constitución, reduce progresivamente el modelo de la enseñanza concertada, pone en duda la supervivencia de los centros de educación especial, relega y devalúa la asignatura de Religión sin alternativas y sin efectos en la evaluación, atenta contra la pluralidad educativa y ataca a la libertad de los ciudadanos.

  1. Francisco Jesús Orozco, obispo de la diócesis, nos animaba a ser proactivos en nuestra responsabilidad, caridad, amor, servicio, solidaridad, comunión, y en nuestra eclesialidad: “en estos momentos crudos que vivimos en España, pues la Iglesia estorba, es cuando los cristianos tenemos que ser más fieles a lo que el Señor quiere de nosotros a través de todas nuestras Instituciones. Vamos a seguir presentes en la educación concertada, respetando el desarrollo a la libertad de educación de los padres y madres”.

La plataforma #ReliEsMas nació en mayo con el objetivo de defender el derecho de los padres a educar a sus hijos en sus propios convencimientos religiosos. La enseñanza confesional de la Religión es la única garantía que tienen los padres de que se esté educando a sus hijos en la libertad, tolerancia y respeto a sus convicciones morales y religiosas.

#ReliEsMas entiende que la enseñanza de la Religión no puede ser un elemento segregado en el sistema educativo español. Quiere hacer un relato propositivo y dialogante sobre el valor académico, social y humanizador de esta asignatura.

#ReliEsMas pretender crear un discurso propositivo e integrador, reivindica la necesidad de considerar la enseñanza de las religiones en línea con la mayoría de los modelos educativos europeos: con carga lectiva, con alternativa curricular y con plena evaluación académica.

Desde #ReliEsMas pedimos diálogo para buscar un pacto educativo sin excluir a nadie y agradecemos a todas las personas, asociaciones, movimientos e instituciones que se han sumado a su reivindicación, e invitan a asumir las iniciativas que se pudieran plantear a partir de este momento para seguir defendiendo una escuela de todos y para todos.

Ana Caba Muñoz

Delegada diocesana de Enseñanza