El papa convoca un día de ayuno y oración por la paz en Ucrania: el 2 de marzo, Miércoles de Ceniza

El papa Francisco, ante la guerra en Ucrania, hace una llamada por la paz. Invita a todos, especialmente a los creyentes, a vivir una jornada de ayuno y oración el miércoles 2 de marzo, Miércoles de Ceniza. “A la insensatez diabólica de la violencia se responde con las armas de Dios, con la oración y el ayuno” dice el papa en el mensaje difundido a todo el mundo. Y no solo en ese mensaje, hecho público nada más comenzar la guerra, sino también el las celebraciones del domingo en el Vaticano, en las que el papa ha vuelto a rezar por el fin de la guerra.

En toda la Iglesia, este Miércoles de Ceniza será especial. Siempre es un día de ayuno y oración, ya que supone el comienzo de la Cuaresma. Pero este año, ese ayuno y esa oración tienen una intención muy especial: la paz en Ucrania y en todo el mundo, una paz que se ha visto gravemente amenazada.

Este es el mensaje publicado por el papa Francisco en el que hace esta petición y esa convocatoria para el Miércoles de Ceniza:

Tengo un gran dolor en el corazón por el empeoramiento de la situación en Ucrania. A pesar de los esfuerzos diplomáticos de las últimas semanas se están abriendo escenarios cada vez más alarmantes. Al igual que yo, mucha gente en todo el mundo está sintiendo angustia y preocupación. Una vez más la paz de todos está amenazada por los intereses de las partes. Quisiera hacer un llamamiento a quienes tienen responsabilidades políticas, para que hagan un serio examen de conciencia delante de Dios, que es Dios de la paz y no de la guerra; que es Padre de todos, no solo de algunos, que nos quiere hermanos y no enemigos.

Pido a todas las partes implicadas que se abstengan de toda acción que provoque aún más sufrimiento a las poblaciones, desestabilizando la convivencia entre las naciones y desacreditando el derecho internacional.

Y quisiera hacer un llamamiento a todos, creyentes y no creyentes. Jesús nos ha enseñado que a la insensatez diabólica de la violencia se responde con las armas de Dios, con la oración y el ayuno. Invito a todos a hacer del próximo 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, una Jornada de ayuno por la paz. Animo de forma especial a los creyentes para que en ese día se dediquen intensamente a la oración y al ayuno. Que la Reina de la paz preserve al mundo de la locura de la guerra

Francisco