El obispo recibió al equipo itinerante de la Comunidades Neocatecumenales de Granada

El equipo itinerante de la Comunidades Neocatecumenales de Granada visitó, el martes 20 de febrero, al obispo de Guadix. D. Francisco Jesús Orozco los recibió en el obispado, donde pudieron hablar sobre el funcionamiento de estas comunidades en la diócesis de Guadix.

 

Se trata de un encuentro ordinario, que se suele realizar todos o casi todos los años y que pone de manifiesto la relación de las dos comunidades que hay en la diócesis accitana con la de Granada, donde hay muchas más.
En la diócesis de Guadix se mantienen activas dos Comunidades Neocatecumenales, una en Purullena y otra en Baza. Y es sobre estas dos comunidades sobre las que ha hablado el equipo itinerante de responsables.

El Camino Neocatecumenal
El Camino Neocatecumenal nace en el año 1964 en las chabolas de Palomeras Altas, en Madrid (España). El ambiente de las barracas estaba formado por los más degradados de la sociedad. En ese ambiente germinó la semilla del Camino Neocatecumenal, entre los pobres y marginados, que, al recibir el anuncio de Cristo muerto y resucitado, ven cómo el Espíritu Santo suscita un proceso de iniciación cristiana a imagen del catecumenado de la Iglesia primitiva.
El Camino –cuyo itinerario se vive en las parroquias, en pequeñas comunidades constituidas por personas de diversa edad y condición social– lleva gradualmente a los fieles a la intimidad con Jesucristo y los transforma en sujetos activos en la Iglesia y testigos creíbles de la Buena Noticia. Es un instrumento para la iniciación cristiana de los adultos que se preparan para recibir el bautismo. Está al servicio de los obispos y de los párrocos como itinerario de redescubrimiento del bautismo y de formación permanente en la fe, y es propuesto a los fieles que deseen reavivar en su vida la riqueza de la iniciación cristiana.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix