El Obispo bendijo las obras de restauración de la iglesia de Albuñán

Ha sido una obra de envergadura, que ha requerido la aportación económica tanto del obispado como del propio pueblo

 

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha bendecido la restauración de la iglesia de Albuñán. Fue el lunes 19 de febrero, por la tarde, en una celebración a la que asistieron numerosos fieles, acompañados por sus párrocos, Salvador Hernández Y Alfredo Coria.

También estuvieron en el acto de bendición el alcalde de la localidad, Álvaro Guerrero, otros miembros de la corporación y el anterior alcalde.

Con esta bendición se pone fin a unas obras en las que se ha restaurado el tejado, se han quitado humedades y se ha vuelto a pintar la iglesia, entre otras actuaciones. Para llevar a cabo esta obra, de gran envergadura, se ha contado con la aportación del obispado de Guadix y donativos de numerosos fieles, así como de la Asociación de Mujeres de Albuñán y de la corporación municipal. Ha sido una obra compleja, que ha llevado su tiempo, pero que, finalmente, ha podido ser completada.

En la celebración de bendición de esta restauración el obispo ha destacado el apego y el cariño que le tienen los fieles de Albuñán a su templo parroquial, donde ha transcurrido y transcurre la vida del pueblo, tanto en las alegrías como en las penas. Por su parte, los albuñaneros también expresaron su alegría y su satisfacción por ver tan arreglada y tan bonita su iglesia, algo que se ha logrado con gran esfuerzo de todos.

Al acto de bendición asistió, también, un grupo de religiosas de la Congragación Marta y María, que están realizando la Misión Diocesana en la diócesis de Guadix. Entre las religiosas estaban la madre provincial, la superiora de la comunidad que hay en Guadix y la fundadora de la Congregación, la madre Ángela Silva, que habló a los asistentes de la Misión que están realizando y los animó a participar en la misma.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix