Imprimir esta página

El nuevo sacerdote de la diócesis de Guadix, Antonio David Pérez, ha sido destinado a la parroquia del Sagrario de Baza

El nuevo presbítero de la diócesis de Guadix, Antonio Jesús Pérez, que fue ordenado sacerdote el sábado 4 de septiembre, en la catedral de Guadix, recibió su nuevo encargo pastoral justo al terminar la celebración de su ordenación. El obispo, D. Francisco Jesús Orozco, lo ha destinado como vicario parroquial a Baza, a la parroquia del Sagrario, más conocida como La Mayor. Y allí comenzará en los próximos días su labor pastoral.

Antonio David fue ordenado sacerdote en una ceremonia muy solemne en la catedral de Guadix. Estuvo arropado por muchos accitanos, paisanos suyos, ya que Antonio David es natural de la ciudad accitana. Pero también había feligreses de Cúllar, donde ha desempañado su diaconado, y, por supuesto, numerosos sacerdotes de la diócesis de Guadix. Además, había sacerdotes y seminaristas de la diócesis de Cartagena, donde ha terminado sus estudios de Teología, y de la diócesis de Toledo, donde comenzó su formación en el seminario.

El obispo, en la homilía, le recordó la misión para la que lo llama el Señor, como sacerdote, al servicio de la Iglesia. Su escucha de la Palabra de Dios, la oración y, sobre todo, su servicio al pueblo de Dios encomendado serán las tareas que, desde ya, le tendrán que ocupar toda su vida, le vino a decir entre otras muchas indicaciones para su ministerio.

Al terminar la celebración, Antonio David dio las gracias a todos por la asistencia y, de manera especial, a los que han intervenido de alguna manera en su proceso vocacional, que culmina, dijo, con alegría. Después, los muchos asistentes felicitaron al nuevo sacerdote y besaron sus manos consagradas, aunque en esta ocasión, como medida de prevención por la pandemia, lo hicieron desde la distancia, sin que hubiese contacto.

Primera Misa

Este domingo 5 de septiembre, a las 8 de la tarde, en la parroquia de Santa Ana de Guadix, Antonio David ha celebrado su primera Misa y lo ha hecho acompañado de los suyos, de otros sacerdotes y de muchos miembros de la parroquia.

Los feligreses de Santa Ana han arropado a Antonio David en ese día tan especial. También lo han hecho los miembros de la Hermandad del Cristo de la Flagelación y Virgen del Refugio, de esa parroquia, a la que Antonio David pertenece como hermano de la misma. De hecho, esta hermandad le ha regalado a Antonio David el bordado de los motivos que lleva dibujados en la casulla y que están cargados de simbolismo. Por detrás, la casulla lleva motivos alusivos a su vocación: la cruz hispano mozárabe de Toledo y la cruz monogramática de Cehegín (Murcia), como referencias a los lugares donde se ha formado y a sus formadores. También hay una lámpara que indica cómo el Señor siempre ilumina y anima a permanecer a pesar de los contratiempos.

Por delante de la casulla, los motivos son alusivos a la misión: el Cristo de la Misericordia y el escudo de la diócesis de Guadix, porque es aquí donde quiere desempeñar la tarea a la que ha sido llamado. También está el anagrama de la Virgen María, porque ella siempre le ha estado acompañando en su camino vocacional.

En este día de su primera Misa, ha sido la parroquia de Santa Ana quien cantó en la celebración, un gesto que Antonio David agradece desde ya, como las múltiples felicitaciones y muestras de cariño que ha recibido y que sigue recibiendo en estos días de su ordenación.

Antonio Gómez