Imprimir esta página

El Camino Espiritual del Sur echa a andar

 

 

En lo espiritual, se inicia en Guadix, sede de la primera diócesis de España, y culmina en Caravaca de la Cruz, templo jubilar, pasando por el también templo jubilar de Huéscar y las vivas parroquias del camino. En lo cultural, su recorrido es impresionante: atraviesa el Geoparque de Granada, los yacimientos arqueológicos de Orce, la cuenca de Baza-Huéscar, el megalítico y la herencia romana en Galera, los Parques Naturales de Sierra de Baza y de Sierra de Castril, un importante patrimonio cultural y natural, y una excelente y singular gastronomía

En la tarde del miércoles 5 de agosto, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Huéscar, tuvo lugar la presentación del Camino Espiritual del Sur. La ruta se articula desde Guadix a Caravaca de la Cruz, pasando por Baza, Cúllar, Galera, Huéscar y Puebla de Don Fadrique, como sendero principal. De la luz, Catedral de Guadix, a la cruz, Real Basílica Santuario de Caravaca, así se define este Camino Espiritual, que ayer se puso de largo, y que ahora toca desarrollar para que sea pronto una realidad.

Presidieron el acto, la alcaldesa de Huéscar, Soledad Martínez; el teniente de alcalde de Huéscar, Ramón Martínez; el alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García; el alcalde de Guadix, Jesús Lorente; el alcalde de Galera, José Manuel Guillén; la concejala del Ayuntamiento de Baza, Maribel Cano; y el concejal de turismo de Cúllar, Juan Abel por parte de las administraciones locales. Como representantes de la sociedad civil participaron Íñigo de Bustos, de la Fundación Nuestra Señora del Carmen; Dietmar Roth, de la Asociación Alvelar; y en representación de las Diócesis de Guadix y de Cartagena, los reverendos José Antonio Martínez y Emilio Andrés Sánchez, respectivamente.

Abrió el acto, tras la presentación de la alcaldesa de Huéscar, Íñigo de Bustos, que se refirió a los tiempos de la cultura griega: cronos, aión y kairós, ya que este último también se conoce por el instante propicio y es muy apropiado para calificar el inicio del Camino, porque “siempre se está a tiempo de cambiar el significado de lo sucedido”. Considera de Bustos, en lo que coincidieron todos los intervinientes, que “el Camino es un proyecto integrador y vertebrador del territorio, que permite una estrecha conexión de Huéscar y su comarca con Guadix y con Caravaca de la Cruz”.

Dietmar Roth, destacó que el proyecto será capaz de conectar la Iglesia Católica con ayuntamientos, instituciones, empresas y particulares, de ahí la ilusión y las expectativas que este proyecto genera. A fin de cuentas -añadió Roth- “es una nueva línea senderista de peregrinación que hay que dotar con una oferta de mucha calidad para que sea atractiva y singular”. El impresionante recorrido del Camino atraviesa el Geoparque de Granada, los yacimientos arqueológicos de Orce, la cuenca de Baza-Huéscar, el megalítico y la herencia romana en Galera, los Parques Naturales de Sierra de Baza y de Sierra de Castril, un importante patrimonio cultural y natural, y una excelente y singular gastronomía. En definitiva, una conjunción única entre lo espiritual, lo cultural, lo ecológico y lo social.

El alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García, destacó la importancia de este proyecto por su carácter, además de espiritual, como dinamizador económico. García considera que la comarca de Caravaca tiene un fuerte vínculo histórico, comercial y familiar con el norte de la provincia de Granada. También apuntó que “esto pone de manifiesto muchos valores olvidados, algo que es positivo en estos momentos difíciles ocasionados por la crisis de la pandemia del coronavirus. Este es un Camino con gran futuro que une y crea riqueza”.

Cerró la presentación la alcaldesa de Huéscar que dio especial importancia al proyecto porque “es un antídoto contra el despoblamiento de estas comarcas tan deprimidas económicamente. Considero que este sendero puede ser capaz de atender al cuerpo, al alma y al corazón de las personas bajo el paraguas de la espiritualidad”. Martínez acabó destacando que “puede y debe ser un importante y potente recurso turístico, y que además actúe de puente para otros que estén por venir y lo complementen”. Destacó el trabajo que, desde el silencio y la prudencia, realiza el bibliotecario municipal Antonio Ros, para coordinar a todos los actores.

Al finalizar el acto en el Ayuntamiento, los participantes asistieron a una solemne misa en la Iglesia de Santa María La Mayor, donde los fieles pudieron ganar el jubileo como los primeros peregrinos simbólicos del Camino. Fue en el día de la fiesta titular de la Basílica Papal de Santa María La Mayor de Roma a la que está vinculada el templo oscense y por la que en Huéscar se puede ganar la indulgencia plenaria junto al resto de gracias y prerrogativas que tiene concedidos la Basílica Liberiana.