Ecos de la Vigilia Diocesana de Pentecostés: el testimonio de Benjamín

El pasado 27 de mayo se celebró la Vigilia Diocesana de Pentecostés en la parroquia de Jérez del Marquesado. Cuando apenas han pasado 15 días, aún llegan ecos de la Vigilia. En ella pudimos escuchar los testimonios de tres personas que nos relataban la acción del Espíritu en sus vidas. Aquí reproducimos  uno de esos testimonios, que bien nos puede servir para estimular y entusiasmar nuestra vida, especialmente de cara al próximo curso en el que la Iglesia celebra el “Año de la Fe”. En nuestra diócesis también lo viviremos con intensidad: una comisión creada al efecto ya está trabajando en ello. 

 

Reproducimos aquí el testimonio ofrecido en la Vigilia Diocesana de Pentecostés de 2012:

 

¿QUÉ SIGNIFICA JESÚS Y SU ESPÍRITU EN MI VIDA?

Jesús ha influido en mi vida de varias maneras:

-         A nivel personal, ha hecho de mí un hombre maduro en mis relaciones con Dios y con los hombres.

-         A nivel de pareja, la ha unido permitiéndome superar los contratiempos que se presentad día a día y que pudieran dividirla, reforzando mi amor sincero hacia mi mujer y marcando el camino común hacia Dios.

-         A nivel paternal, me ha dado una paternidad responsable, dando a mis hijos una fe adulta y equilibrada.

-         A nivel filial de Dios, me ha hecho agradecer los dones que él me ha dado y los he puesto al servicio de los demás dándome cada vez más fuerza cristiana para seguir adelante sin tropezar en el difícil y complicado camino de la vida.

Benjamín.

Jérez del Marquesado, mayo 2012.