Dos años después, Pedro Martínez volvió a celebrar a San Blas con roscos y procesión

La parroquia de Pedro Martínez volvió a celebrar a San Blas, después de haber sido suspendida su celebración durante dos años, por culpa de la pandemia. Y se celebró el domingo 6 de febrero, ya que, para facilitar la asistencia, se trasladó del jueves 3, día de San Blas, al domingo. En la celebración de la Misa se bendijeron los roscos que previamente habían sido preparados por las mayordomas de este año.


Terminada la Santa Misa, San Blas, acompañado por un gran número de fieles, autoridades y la Asociación Musical Aires del Mencal, procesionó por las calles de Pedro Martínez. Hacía dos años que no tenía lugar esta procesión, ya que, hasta ahora, las procesiones fueron suspendidas por responsabilidad, para evitar contagios.
La novedad de este año fue que San Blas pasó por la Plaza de lo que en otro tiempo fue la antigua iglesia del pueblo. La torre de lo que fue la Iglesia recibió a San Blas con el sonido de la vieja campana, para iniciar una oración por los difuntos de Pedro Martínez. Después, la procesión continuó por las calles del pueblo hasta terminar nuevamente en la parroquia, donde a continuación se hizo el reparto de los roscos bendecidos durante la Santa Misa.

Juan Diego Tapia
Párroco de Pedro Martínez