Día del Corpus, Día de Cáritas

Este domingo 11 de junio es el día del Corpus Christi, uno de esos días que brillan más que el sol, como decía el dicho popular. Y este año sí que será así, un Corpus con sol, después de semanas de lluvia, que permitirá que haya procesiones por las calles de nuestros pueblos.


Los niños que han hecho su primera Comunión volverán a salir a la calle revestidos de esa experiencia nueva en su proceso de fe. Y todos podremos volver a celebrar que Jesús resucitado sigue presente entre nosotros y que la Eucaristía es la mejor muestra de ello.
En el sacramento de la Eucaristía celebrarnos el amor de Dios, que entregó a su Hijo para que todos tengamos vida. Y es esa vida la que recibimos cuando comulgamos a Cristo en la Eucaristía. Ese pan y ese vino convertidos en el Cuerpo y en al Sangre del Señor son alimento para nuestra vida de fe y compromiso aquí, y, por supuesto, alimento para la vida eterna.
Pero en la Eucaristía no solo celebramos el amor que Dios nos tiene, sino que también nos recuerda que como Dios nos ama, así tenemos que amarnos los unos a los otros, así tenemos que amar a los demás, sobre todo, a los más pobres y necesitados. Por eso, la Iglesia celebra en este día del Corpus el Día de Cáritas, de la caridad, de la ayuda desinteresada, del amor al prójimo. Así, Eucaristía y Cáritas van unidas, inseparablemente unidas.
En todas las parroquias, este día del Corpus habrá colectas para ayudar a Cáritas a hacer el bien. Son colectas que expresarán nuestra solidaridad con los más necesitados, a través de esta institución que no es solo una ONG, sino que es la misma Iglesia. Cáritas es la Iglesia.
Este año, Cáritas nos recuerda que todos tenemos mucho que ver en todo esto, porque podemos ser oportunidad y esperanza para muchas personas que nos necesitan, para hacer una sociedad mejor, al estilo de lo que Dios pensó para nosotros.
Pues eso, seamos oportunidad y esperanza para los que nos rodean y, de manera especial, para los que nos necesitan. Esto es vivir la caridad y a esto nos lleva participar de la Eucaristía.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix