“De la Eucaristía vamos a los pobres que nos rodean”: Mons. Orozco en la Misa del Corpus celebrada en la Catedral de Guadix

Por la tarde, para evitar el calor, la ciudad de Guadix celebró el día del Corpus Christi. Fue la Catedral accitana quien convocó a todas las parroquias de Guadix para celebrar la Eucaristía y, tras ella, la procesión del Corpus. Autoridades de la ciudad, miembros de las instituciones diocesanas, párrocos de Guadix, cabildo y feligreses de todas las parroquias llenaron la Catedral y vivieron una solemne procesión, el domingo 11 de junio, a las 8 de la tarde.


En la Eucaristía, el obispo habló de lo que celebra la iglesia en ese día del Corpus, de la presencia real de Jesucristo en el pan y el vino convertidos en su Cuerpo y en su Sangre. A los niños de Primera Comunión que estaban en el templo, vestidos con su traje de fiesta, les recordó que es importante la primera comunión, pero también la segunda y la tercera… porque recibimos al mismo Cristo.
También recordó que, en este día tan especial, celebramos que “de la Eucaristía vamos a los pobres que nos rodean”, porque la Eucaristía nos lleva a vivir el amor de Dios y el amor a los demás. Y habló de Cáritas, protagonista también en el día del Corpus, porque se celebra el día de la Caridad. No es una institución más de la Iglesia, dijo el obispo, sino que es la iglesia misma, que hace lo que le mandó el Señor: llevar el amor de Dios a todos, especialmente a los más necesitados. Así, Mons. Orozco recordó algunas de las actuaciones de Cáritas en el último año, en el que se han atendido nada menos que 1054 familias, alcanzado esa ayuda a unas 3600 personas.
La colecta que se hizo ese día en la Catedral, como las del resto de parroquias de la diócesis, irá destinada a Cáritas Diocesana.
Antes de finalizar la Misa, los Seises bailaron ante el Santísimo, reviviendo una tradición que solo Sevilla y Toledo comparten con Guadix, desde hace siglos.
Y después de la Eucaristía, se inició la procesión del Corpus por las calles de Guadix, en una jornada espléndida de color y devoción. Instituciones diocesanas y civiles, los niños de Primera Comunión, clero y feligreses de todas las parroquias, acompañaron a la custodia con el santísimo por las calles de un Guadix que vivió, un año más, con solemnidad, el día del Corpus.
Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix