Con una Vigilia de Oración se celebró, en la Catedral, la Jornada por la Vida

 

Con una Vigilia de Oración se celebró la Jornada por la Vida en la diócesis de Guadix. Fue el 8 de abril, día en el que la Iglesia celebraba la solemnidad de la Encarnación, dado que fue aplazada por coincidir el 25 de marzo con el Lunes Santo. Tuvo lugar en la Catedral, presidida por el obispo, que estuvo acompañado por sacerdotes de la ciudad.

 

La Vigilia de Oración, preparada por la delegación de Familia y Vida, comenzó con la Adoración del Santísimo. Después, el obispo habló de lo que la Iglesia celebra, de cómo defiende la vida, desde el inicio hasta el final, y del mensaje de la subcomisión episcopal de Defensa de la Vida y la Familia, de la Conferencia Episcopal, en el que se insiste en que la vida es y ha de ser una buena noticia para todos y que se debe defender y promover siempre.

También recordó cómo el dicasterio para la Doctrina de la Fe publicaba ese mismo día 8 de abril la Declaración “Dignitas infinita sobre la vida humana”, en la que, entre otras cosas dice que “la Iglesia exhorta ardientemente a que el respeto de la dignidad de la persona humana, más allá de toda circunstancia, se sitúe en el centro del compromiso por el bien común y de todo ordenamiento jurídico. En efecto, el respeto de la dignidad de todos y de cada uno, es la base indispensable para la existencia misma de toda sociedad que pretenda fundarse en el derecho justo y no en la fuerza del poder. Es sobre la base del reconocimiento de la dignidad humana como se sostienen los derechos humanos fundamentales, que preceden y sustentan toda convivencia civilizada” (DI, 64)

Transcurrió la Vigilia de Oración con el rezo del rosario por la vida y con la bendición final, impartida por D. Francisco Jesús Orozco con la custodia.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix