Con una oración compartida comenzó el curso de catequesis en la parroquia de Huéscar

Atrás queda el verano y el nuevo curso pastoral ya está en marcha. Toca ir poniendo en funcionamiento las distintas actividades pastorales que se llevan a cabo en la parroquia, este año todas ellas dedicadas al primer anuncio de la fe.


Una de las acciones pastorales a la que más tiempo y cariño le dedicamos, en la que mejor se ve reflejado ese primer anuncio, es la catequesis, que conlleva el cuidado y la formación de las personas encargadas de darla, para que puedan transmitir mejor a los más pequeños el amor que Dios nos tiene a todos.
Y qué mejor forma de comenzar que rezando y pidiéndole al Espíritu que él sea el principal protagonista de la transmisión de la fe a los niños y niñas, que en estos días comienzan la catequesis.
Por ello, el pasado lunes 26 de septiembre, se reunieron a las 5,30 de la tarde en la Casa de Pastoral, las catequistas que este año van a desempeñar esta bonita tarea, para tener un tiempo de oración.
La oración giró en torno a distintos textos y frases que a lo largo de su pontificado el Papa Francisco ha dirigido en diversos momentos a las catequistas. Fue un tiempo para pedir la fuerza necesaria, para que, durante este curso, las catequistas sean capaces de hacer que los niños se encuentren con Dios.

 

José Antonio Martínez
Párroco de Santa María, de Huéscar