Carta del Obispo de Guadix a los sacerdotes y parroquias ante la Misión Diocesana

Queridos hermanos:

Como corazón del año Jubilar por el Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de las Angustias, la diócesis de Guadix se pone en misión diocesana: «Caminando con María hacia Cristo».

La preparación, convocatoria y celebración de esta experiencia pastoral de Primer Anuncio, se ponen bajo la acción e impulso del Espíritu Santo, para hacer camino, de la mano de la Virgen María que nos conduce hasta Cristo. Se trata, en el presente curso 2023-2024, de vivir en comunión una experiencia de renovación y profundización del Kerigma, como ya os he ido compartiendo en los diferentes momentos que hemos tenido para reflexionar y perfilar nuestra Misión Diocesana.

Como sabéis, tres etapas van a articular el proyecto de esta Misión. De septiembre a febrero nos encontramos en la etapa de la Pre-Misión, en la que vamos calentando motores, preparando todo lo necesario material y espiritualmente, suscitando en nuestras comunidades y en las diversas realidades pastorales de la Diócesis la disponibilidad y la acogida pro-activa para vivir juntos y al unísono la etapa de la Misión, que abarcará del 15 de febrero al 3 de marzo del próximo año 2024 y que tendrá su concreción y profundización en la Post-Misión, que nos ocupará el último trimestre del curso pastoral. Cada vez vemos todos con más claridad la necesidad que muchas personas tienen de una palabra de Esperanza que les saque de la confusión y la tristeza en que viven; que les ayude a superar la tentación a caer en la indiferencia y el relativismo en la vivencia y testimonio de su fe.

El Papa Francisco alienta permanentemente a la Iglesia a salir a las periferias existenciales, en las cuales encontramos «soledad, tristeza, heridas interiores y pérdida de ganas de vivir. Con palabras y acciones, ofrecer el aceite de la consolación y la curación en los corazones heridos». Y queremos hacerlo con espíritu misionero para llevar a todos la alegría del Evangelio. Queremos ofrecer una palabra de Vida a través de Cristo, verdadero Camino, Verdad y Vida, pues «el momento actual, en el que las mediaciones de la fe son cada vez más escasas y no faltan dificultades para su transmisión, pide poner a la Iglesia en un verdadero estado de Misión permanente, para llamar a quienes se han alejado y fortalecer la fe, especialmente en los niños», pero también en cada uno de nosotros (Cf. Francisco, alocución a los obispos españoles, 3 de Marzo de 2014).

La Misión es un don de Dios para todos: los más cercanos, los que se alejaron de la Iglesia y los que nunca conocieron a Jesucristo; va dirigida a los que ya conocen, aman y siguen a Jesucristo, y también a aquellos cuya fe se ha podido adormecer en el seno de la Iglesia. Todos nos ponemos en camino, dejándonos guiar por el Espíritu Santo, por la luz del Magisterio y la vivencia en comunión con aquellos que el Señor ha puesto como guías y pastores. Todos hemos sido llamados personalmente por Jesucristo, que quiere seguir llamando y salvando a través de sus mediaciones. Obedeciendo al ser de la Iglesia, que sólo existe para evangelizar, el obispo, sus colaboradores más inmediatos, los sacerdotes, los consagrados, todos los laicos acogemos esta llamada.

El modo de participar en la Misión será diverso, según los carismas que cada uno ha recibido del Espíritu Santo, según las necesidades que se vayan planteando y según los ámbitos en los que se realice la Misión en los diversos momentos o etapas. Como ya he comentado, tiene un carácter diocesano que se concreta en la Misión en las parroquias, promovida por las propias comunidades y animadas directamente por el párroco, el consejo pastoral y los equipos que, para este fin, se han constituido en cada comunidad. Contamos con la ayuda y acompañamiento del grupo misionero que va a estar en cada Arciprestazgo y que estará compuesto por religiosas de la Congregación de Marta y María y también por Laicos afines a dicha Congregación.

Os hacemos llegar una serie de materiales para animar y hacer partícipes a todos de la Misión: los carteles con el logotipo oficial. Se han elaborado siete catequesis, cuya temática es muy amplia y rica: «La Misión popular, una respuesta a la realidad», «La misión parroquial, respuesta a la nueva Evangelización», «El valor de la Parroquia», «La Parroquia, una casa donde se debe experimentar a Dios y crecer en comunión», «La Parroquia, casa de la vida sacramental y de la caridad», «La Parroquia, casa de la Palabra y la Espiritualidad» y «La Parroquia, casa de testimonio, misión y anuncio. Iglesia en salida». Estas catequesis serán de ayuda en los próximos meses para dar contenido a los días de misión, pero son igualmente un material válido para cualquier momento de nuestra acción pastoral con las diferentes realidades presentes en nuestras parroquias. Igualmente, os enviamos un Cómic, para acercar la Misión a los niños y a los más jóvenes de nuestras comunidades.

Esperando vuestra implicación personal (sinodalmente la misión será todo lo eficaz que quiera cada sacerdote en su parroquia), os envío mi bendición y afecto cercano.

+ Francisco Jesús Orozco Mengíbar, Obispo de Guadix