Ayer se presentó la nueva Acción Católica General en la diócesis de Guadix

Se trata de una nueva forma de apostolado, desde la infancia a la madurez y desde el mudo del trabajo al de la cultura, que hoy se presenta, también, a los sacerdotes

Ayer, martes 13 de octubre, se presentó en Guadix a los seglares la nueva Acción Católica General. El acto tuvo lugar en el Centro Diocesano de Espiritualidad, organizado por la delegación de Apostolado Seglar, y contó con la asistencia de un nutrido grupo de personas de diferentes parroquias. En el plan pastoral diocesano de este año está previsto proponer e impulsar esta forma de pertenencia a la Iglesia en las parroquias, para que articule los procesos de formación y de implicación de los seglares en la Iglesia y en el mundo.
Para la presentación, se desplazaron de diferentes lugares de España hasta Guadix responsables de la Acción Católica General (ACG): la presidenta nacional de la Acción Católica, Eva Fernández, y los responsables de juventud y adultos, así como el consiliario.

La ACG no es algo nuevo en la Iglesia, pero sí que quiere ser nueva su presencia en la Iglesia en los últimos tiempos, con una propuesta renovada de formación y de vivencia de la fe en los diferentes ámbitos de la vida, desde jóvenes a mayores, y desde el mundo del trabajo al de la cultura. Se trata de una forma de apostolado en la que los laicos se asocian para el anuncio del Evangelio a todas las personas y ambientes, de acuerdo con las necesidades de la Iglesia católica en cada tiempo y lugar.
Con esta propuesta que nos trae la delegación de Apostolado Seglar, en palabras de su delegada Maika Fornieles, se busca “constituir `Equipos de Vida´ en las parroquias, estableciendo una propuesta estable de apostolado cultivado a través de la formación en las tres dimensiones de la fe: oración, celebración, revisión de vida y conocimiento de los elementos de nuestra fe”.
Esta presentación se va a repetir en la mañana del miércoles 14 de octubre para los sacerdotes de la diócesis, que tienen programada una jornada de formación y que podrán conocer así las nuevas propuestas que ofrece la ACG.
Cabe esperar que, como en otras diócesis, también en la accitana la ACG sirva como herramienta de formación y de cohesión de los grupos parroquiales que ya existen o de los nuevos que se puedan crear.
Antonio Gómez