A un mes de la Misión Diocesana

 

La cuenta atrás ya ha comenzado. Falta menos de un mes para que comience la Misión Diocesana que se prepara en todas y cada una de las parroquias de la diócesis. Y ya se ultiman los preparativos. La Misión será del 15 de febrero al 3 de marzo y contará con un equipo de misioneros mayor de lo que se había anunciado: serán unos 70 los misioneros y misioneras que vendrán a nuestra tierra para anunciar el Evangelio, para refrescarlo, para darle un nuevo impulso.

Fundamentalmente serán misioneras quienes se hagan presentes en nuestras parroquias. Son las religiosas de la Congregación Marta y María quienes la dirigen y realizan, acompañadas de seglares, hombres y mujeres, que colaboran con ellas en esta tarea. Se dividirán por grupos y se harán presentes en las parroquias, en todas las parroquias, donde convivirán con los feligreses, visitarán enfermos y mayores, tendrán catequesis, celebrarán la fe,…

Ya se están impartiendo unas catequesis preparatorias, que abren el camino a los misioneros. Y la logística también se está ultimando, para que todo funcione coordinadamente, pues serán 15 días intensos, muy movidos, con numerosas actividades y con muchos misioneros pasando por las parroquias.

Está previsto que los grupos de misioneros permanezcan en cada parroquia dos días y, en algunos casos, tres. Al principio habrá una celebración diocesana de inicio de la Misión y al final otra, que marcará el comienzo de la post-misión, para dar continuidad a todo lo aprendido y vivido en estos días.

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, define esta experiencia de Misión como “una experiencia de renovación y profundización del Kerigma”. Y, en una reciente carta pastoral, animaba a todos a sentirse convocados a vivir esta experiencia: “La Misión es un don de Dios para todos: los más cercanos, los que se alejaron de la Iglesia y los que nunca conocieron a Jesucristo; va dirigida a los que ya conocen, aman y siguen a Jesucristo, y también a aquellos cuya fe se ha podido adormecer en el seno de la Iglesia. Todos nos ponemos en camino, dejándonos guiar por el Espíritu Santo, por la luz del Magisterio y la vivencia en comunión con aquellos que el Señor ha puesto como guías y pastores. Todos hemos sido llamados personalmente por Jesucristo, que quiere seguir llamando y salvando a través de sus mediaciones. Obedeciendo al ser de la Iglesia, que sólo existe para evangelizar, el obispo, sus colaboradores más inmediatos, los sacerdotes, los consagrados, todos los laicos acogemos esta llamada.”

Falta menos de un mes para que comience la Misión Diocesana y las parroquias ya se preparan para la llegada de los misioneros. Será en el inicio de la Cuaresma, una Cuaresma que este año llega en clave de anuncio, en clave de Misión.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix

 

Medios