399 años celebrando la devoción a la Tizná

El pueblo de Jerez del Marquesado celebra estos días sus fiestas patronales en honor a Nuestra Señora de la Purificación, conocida popularmente como la Tizná. Tras una novena, muy concurrida cada noche y celebrada con nocturnidad, ya que ha tenido lugar cada día a las 10 de la noche, este viernes 8 y el sábado 9 de septiembre son los dos días de celebraciones religiosas, en las que se multiplican las Misas y las procesiones. Después, le siguen otros tres días actividades lúdicas y toros.


Se da la circunstancia de que las de este año son las novenas y fiestas en honor de su Patrona que hacen el número 399, desde que en 1624, los jerezanos decidieran nombrar a la Tizná como su Patrona y dedicarle fiestas en su honor. Y así se ha venido haciendo desde entonces con gran devoción, tanto en el pueblo como en la comarca del Marquesado.
El próximo año, en 2024, se cumplirá el cuarto centenario de la declaración como Patrona de Jérez y ya se vienen organizando actividades para conmemorar dicho acontecimiento. Cuatro siglos de devoción lo merecen.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix