La Iglesia Mayor de Baza vuelve a reabrir sus puertas al culto

Baza, iglesia de Los Dolores. Primera Exposición del Santísimo tras abrir las puertas en la fase 1 Baza, iglesia de Los Dolores. Primera Exposición del Santísimo tras abrir las puertas en la fase 1

El pasado lunes día 18, con un aforo de un tercio de la capacidad, tras la decisión del Gobierno para aquellas provincias que han pasado a la fase 1, volvíamos a abrir al culto las parroquias e iglesias de la ciudad de Baza.
A partir de ahora y tras dos meses de confinamiento, volvían a participar de los sacramentos los fieles católicos de Baza. Muchas personas estaban con gran deseo de recibir ya los sacramentos, sobre todo de la confesión y la eucaristía. Y en la mañana del lunes ya teníamos los primeros madrugadores de fieles esperando a que abriésemos las puertas para entrar a la Iglesia de los Dolores. En ésta iglesia, habrá misas de lunes a viernes, todas las mañanas a las ocho y media. Los domingos, la misa que se celebraba a las nueve y media de la mañana se trasladará a la Iglesia Mayor, por tener más capacidad para los fieles y poder guardar mejor las distancias entre sí. Por tanto, habrá misa de domingo en la Iglesia Mayor los sábados por la tarde, a las ocho, y los domingos, a las nueve y media y a las doce.


Asimismo, la parroquia del Sagrario - Iglesia Mayor estará también abierta todas las tardes a partir de las siete, para facilitar a todos aquellas personas que quieran visitarla.
Y para la exposición del Santísimo Sacramento, seguiremos los jueves de 11.00 a 13.00 h., en la Iglesia de Los Dolores, como tradicionalmente se viene haciendo durante todo el año. Este jueves han sido numerosos los fieles que han ido acercándose a ésta iglesia para estar un rato en oración con Jesús Sacramentado. Se podían notar las ganas que había para estar un momento de silencio y de oración en esta mañana de jueves, eso sí, siempre guardando las distancias. En cuanto a los horarios de confesión, siempre media hora antes de la eucaristía y “cuando se pida” al sacerdote.
Entre las consideraciones generales por parte del Obispado, nos advirtieron a todos los sacerdotes y fieles que si se presentaba algún indicio de padecer COVID-19 no se asista a las celebraciones. Y asimismo, se nos recomendaban regular el acceso a los templos y controlar la distancia de seguridad (metro y medio) entre los feligreses. También poner dispensadores de gel desinfectante a la entrada y obligatorio el uso de mascarilla para los asistentes. Además, se procederá a la desinfección de los lugares de culto para evitar contactos.

Rafael Tenorio Olea
Vicario parroquial de la Iglesia Mayor