Comunicado del Obispado de Guadix sobre exequias y funerales ante la nueva normativa civil. 22 de marzo de 2020

1. Ayer, día 21 de marzo, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía Extraordinario nº 9, en su página 45, además de prohibir todos los velatorios y restringir las comitivas de enterramientos a los familiares más cercanos, indica que los cultos o ceremonias civiles fúnebres deben posponerse para cuando cese el estado de alarma con motivo del COVID-19.


2. Ante esta determinación de la autoridad civil, que impide que podamos celebrar las exequias cristianas en nuestras parroquias, rogamos a todos los sacerdotes que se ofrezcan a las familias para rezar un responso en los cementerios, previo a la inhumación o cremación de los difuntos, allí donde las autoridades no lo impidan.
3. Rogamos también a los sacerdotes que, después del entierro, como venimos haciendo, se muestren disponibles a las familias para celebrar la Misa por sus difuntos en nuestras parroquias, en el primer momento que sea posible.
4. Por último, rogamos a las Funerarias que, si lo desean las familias de los difuntos, tengan la bondad de comunicar a los párrocos respectivos los datos de dichos difuntos, que sean enterrados durante este tiempo de alarma sanitaria, para que puedan ser inscritos convenientemente en los libros parroquiales.